Dimite jefe católico de EE. UU. tras revelarse que usaba aplicación para citas

Agencia AFP

La Republica
La Iglesia católica estadounidense ha estado en el centro de varios grandes escándalos de pedofilia en los últimos años. Foto: difusión

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos calificó de “comportamiento indecente” lo revelado sobre el monseñor Jeffrey Burril.

Publicidad

Un jerarca de la Iglesia católica de Estados Unidos renunció el martes 20 de julio luego de que la prensa revelara que usó una aplicación de citas gay.

“La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos se ha enterado de la existencia de información de prensa pendiente de publicación, sospechando un posible comportamiento indecente de su secretario general, monseñor Jeffrey Burrill”, escribió la organización en un comunicado.

“Para evitar que esto distraiga de las operaciones y el trabajo de la conferencia, el obispo Burrill renunció con efecto inmediato”, agregó, y señaló que se tomaron “todas las acusaciones de conducta indebida en serio”.

La Iglesia católica estadounidense, que ha estado en el centro de varios grandes escándalos de pedofilia en los últimos años, ha enfatizado que las acusaciones “no se relacionan con conductas indecentes hacia menores”.

El mismo día, el sitio de noticias católico The Pillar reveló que Burrill, miembro de la Diócesis de Wisconsin (un estado del norte del país), había usado regularmente la aplicación de citas gay Grindr entre 2018 y 2020 y que su teléfono celular había sido geolocalizado cerca de establecimientos frecuentados por homosexuales.

Los usuarios de Grindr, que se promociona a sí misma como “la red de citas más grande del mundo para personas homosexuales, bisexuales, trans y queer”, crean un perfil con las preferencias de sus parejas y reciben notificaciones cuando otro usuario se halla en las cercanías.

Nombrado subsecretario general de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos en 2016, y secretario general dos años después, Burrill fue responsable de coordinar la respuesta de la Iglesia a las acusaciones de abuso sexual contra el cardenal estadounidense Theodore McCarrick, reveladas en junio de 2018.

El influyente cardenal retirado fue finalmente destituido en 2019. El editor en jefe de The Pillar, JD Flynn, defendió la publicación del artículo el miércoles, aunque Burrill no pareció violar la ley estadounidense.

La divulgación de información privada sobre monseñor Burrill era “de interés general”, argumentó.

“Los líderes de la iglesia han reconocido en los últimos años que las inconsistencias entre el comportamiento de jerarcas eclesiásticos y la expectativa del celibato pueden contribuir a una cultura malsana y dañina de secreto y encubrimiento”, dijo en un comunicado de prensa.