Portugal y la cuarta ola: así fue su primer toque de queda

Sin mayor problema se vivió el primer toque de queda en ciudades como Lisboa y Oporto.

La variante Delta podría ser una variable del incremento de casos en Portugal, ya que la mayoría tiene presencia de esta. Foto: EFE/referencial
La variante Delta podría ser una variable del incremento de casos en Portugal, ya que la mayoría tiene presencia de esta. Foto: EFE/referencial
Mundo LR

Ha llegado a Portugal la cuarta ola de la pandemia por COVID-19, por lo que el Gobierno luso ha decidido implementar medidas más restrictivas como el toque de queda. Esta ha sido impuesta desde el 2 de julio en 45 de las 278 comarcas del país con mayor incidencia de contagios de coronavirus.

El toque de queda se ha implementado en ciudades como Lisboa, Oporto, Braga o Faro, y rige desde las 11.00 p. m. hasta las 5.00 a. m. del día siguiente. El primer día en que se instauró no presentó mayores complicaciones.

La medida ha sido aplicada a toda la población sin excepción; es decir, incluye también a las personas que ya hayan sido vacunadas contra la COVID-19.

Son los municipios con 240 casos por cada 100.000 habitantes a los que aplicamos una restricción adicional para dar respuesta a la situación que vivimos”, indicó Mariana Vieira da Silva, ministra de Estado y de la Presidencia de Portugal.

Los casos de coronavirus en territorio luso han registrado gran incremento durante las últimas semanas, llegando así a contabilizar hasta 2.400 diarios.

Tan solo en Lisboa y Valle del Tajo se han actualizado las cifras con un adicional de 1.339 casos, a pesar de las restricciones aprobadas.

El Ministerio de Salud ha decidido fortalecer su sistema y ha destinado presupuesto para abrir más de 1.500 vacantes para médicos. Así se espera frenar el incremento de contagios en el país. Anunció también que el personal de salud podría tener que renunciar a sus días libres si la demanda es exorbitante.

Se ha registrado la variante Delta en la mayoría de los nuevos casos; por ello, países como Alemania han decidido restringir el acceso a visitantes que provengan del país luso. Cabe resaltar que esta nueva variante es la más contagiosa detectada hasta el momento.