Biden nombra a enviada especial para los derechos LGBTQ+

El presidente ha agregado también que “el orgullo está de vuelta en la Casa Blanca”.

“El orgullo está de vuelta en la Casa Blanca”, dijo Biden a un grupo de activistas por los derechos de los homosexuales. Foto: EFE
“El orgullo está de vuelta en la Casa Blanca”, dijo Biden a un grupo de activistas por los derechos de los homosexuales. Foto: EFE
Agencia AFP

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció el viernes 25 de junio el nombramiento de Jessica Stern como su enviada especial para la defensa de los derechos de la comunidad LGBTQ+ en el mundo.

“El orgullo está de vuelta en la Casa Blanca”, dijo Biden a un grupo de activistas por los derechos de los homosexuales, miembros del servicio militar transgénero, jóvenes, y funcionarios durante una conmemoración del mes que celebra la movilización por los derechos gay en Estados Unidos.

Si bien Biden expresó su propio orgullo por liderar lo que llamó la administración más pro-LGBTQ+ e igualitaria en la historia de Estados Unidos, resaltó que el “trabajo está inconcluso” todavía. “Cuando una pareja del mismo sexo puede casarse por la mañana, pero se le niega un contrato de arrendamiento por la tarde por ser homosexual, algo sigue mal”, señaló a modo de ejemplo.

La decisión de Biden está destinada a aumentar la conciencia y la aceptación mundial de la diversidad de orientaciones sexuales e identidades de género.

Jessica Stern, actual directora de la ONG OutRight Action International, estará adscrita al Departamento de Estado, y tendrá un rol crucial para garantizar que “la diplomacia estadounidense proteja y defienda los derechos de las personas LGBTQI+ en todo el mundo”, dijo la Casa Blanca.

También se espera que el presidente demócrata firme el viernes la legislación que convierte en “monumento nacional” a la discoteca gay de Orlando (Florida), objetivo de un atentado en 2016. El ataque a Pulse, perpetrado el 12 de junio de 2016 por un hombre fuertemente armado en nombre del grupo Estado Islámico, conmocionó profundamente al país y a la comunidad, en pleno mes de celebración del Orgullo LGBTQI+.

La legislación fue aprobada por unanimidad en el Senado a principios de junio, en un raro momento de consenso político en Washington. Junto con Biden estuvo el secretario de Transporte, Pete Buttigieg, el primer miembro abiertamente gay de un gabinete presidencial.

Ha habido grandes avances en este país”, sostuvo Buttigieg, aunque aclaró: “Pero hay recordatorios en todas partes sobre cómo se ve retroceder, no solo en actos de violencia impactantes como el tiroteo de Pulse que este país ahora conmemora con razón, sino en la rutina diaria de la política a medida que los derechos y la igualdad son objeto de debate”.