LO ÚLTIMO - Fiscalía y Diviac llegan a Palacio para detener a cuñada de Pedro Castillo, Yenifer Paredes

Ciudadano latino estuvo dos veces en prisión y ahora quiere ser juez en Nueva York

El abogado Ángel Cruz está usando su turbio pasado en la campaña para el cargo de juez civil en El Bronx; incluso dice que desde que salió de la cárcel “le pertenece a Dios”.

Ángel Cruz no niega su pasado delincuencial y lo usa como parte de su campaña para el cargo de juez en Nueva York. Foto: difusión
Ángel Cruz no niega su pasado delincuencial y lo usa como parte de su campaña para el cargo de juez en Nueva York. Foto: difusión
Síguenos en Google News
Mundo LR

Ángel Cruz es un hombre latino de 56 años que busca ser juez de la Corte Civil en El Bronx, Nueva York, luego de haber pasado más de una década en la cárcel por tráfico de heroína, robo a mano armada e intento de asesinato.

Según se informa en el diario La Prensa de Estados Unidos, Cruz dijo que cambió su vida para ser un padre de familia y convertirse en abogado. “La biblioteca de la prisión se convirtió en mi iglesia… Solo en Estados Unidos es posible. Pasé de enemigo público a campeón público”, ha expresado.

Vida de delincuente

Cruz no niega su pasado y lo usa como parte de su campaña para el cargo de juez en Nueva York, incluso su pasado criminal ha sido evidenciado en un video de promoción de su campaña.

Este hombre fue arrestado por primera vez por un robo cuando tenía tan solo 12 años. Luego, la Justicia lo condenó por intento de asesinato en medio de un asalto en 1982, cuando tenía 17 años.

Al cumplir su condena, volvió a la vida delincuencial y fue detenido esta vez a los 22 años y sentenciado por robo a mano armada. Esto ocurrió en medio de una disputa por la venta de heroína en Brooklyn. Aquella vez, Cruz fue condenado a entre ocho y 16 años en un juicio con jurado.

Su propio defensor legal

Fue en aquella ocasión, mientras estaba encarcelado, que Cruz llegó a la biblioteca de la prisión y se convirtió en su propio defensor legal.

Con la asistencia de un defensor público se representó a sí mismo cuando recurrió (entablar recurso contra una resolución) su condena. La División de Apelaciones desechó el caso y lo devolvió al juez de primera instancia, donde el entonces magistrado de Brooklyn César Quiñones —fallecido en 2018— recortó su sentencia a cinco años (el tiempo que ya había cumplido).

“El juez Quiñones pagó mi deuda con el diablo. Después de eso, le pertenecí a Dios. A partir de ese momento, cambié mi vida”, afirma Cruz.

Luego de graduarse de John Jay College y CUNY Law School, Cruz laboró como secretario de jueces, realizó trabajos legales para la oficina del presidente del condado de El Bronx y ahora tiene su propio bufete de abogados.

Juez imparcial

Cruz ahora reside en Throggs Neck. Y su esposa, Lumarie Maldonado Cruz, fue elegida para un cargo de jueza de Queens en 2019.

Después de perder un escaño en la Asamblea Estatal de Queens, la campaña actual de Cruz viene finalizando los trámites para las primarias demócratas del próximo 22 de junio para Juez de la Corte Civil en el Segundo Distrito Municipal de El Bronx.

El latino dice que si es electo será un juez sin parcialidad. “Sospecho que escucharé casos criminales. La primera obligación es la seguridad pública. El castigo es necesario. Pero debemos medir eso con gracia”, explicó.