Colombia: Gobierno desconoce denuncias por desaparecidos en protesta

Mundo LR

Ministro Diego Molano evitó pronunciarse sobre las 19 personas fallecidas producto de la represión policial. Foto: AFP
Ministro Diego Molano evitó pronunciarse sobre las 19 personas fallecidas producto de la represión policial. Foto: AFP

Ministro de Defensa dijo no estar enterado de reporte de la Defensoría del Pueblo, donde alertan sobre 87 personas desaparecidas en Cali, Bogotá, Barranquilla y Medellín.

El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, indicó este martes 4 de abril que su cartera no tiene conocimiento sobre la denuncia pública que hizo la Defensoría del Pueblo sobre 87 personas desaparecidas en el marco de las manifestaciones contra el Gobierno de Iván Duque.

Esta mañana, la Defensoría colombiana informó que recibieron denuncias por “presuntas desapariciones durante la protesta social convocada el 28 de abril”, tras lo cual notificó a la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas (CBPD).

Al menos 35 personas desaparecieron en Palmira y Cali, capital del departamento del Valle del Cauca y epicentro de las protestas. También hay 17 ciudadanos no ubicados en el departamento de Quindío; 14 en Bogotá y 10 en Barranquilla, de acuerdo con cifras de la Defensoría.

La Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas, organismo creado con el Acuerdo de Paz con las FARC, hizo un llamado urgente a las autoridades a “cumplir de manera efectiva las garantías de no repetición para evitar las desapariciones forzadas en la protesta social que vive Colombia”.

Esta institución ha documentado 135 denuncias por posibles desapariciones forzadas. De ellas, 107 personas continúan sin paradero conocido hasta la tarde del martes 4 de mayo.

Defensa no informó sobre muertos

Diego Molano brindó declaraciones a la prensa junto con el director de la Policía, Jorge Luis Vargas, y el comandante de las Fuerzas Militares, Fernando Navarro. En su intervención, el titular de Defensa no se pronunció sobre las 19 muertes confirmadas por la Defensoría: 18 civiles y un policía.

El ministro se ha limitado a informar en ruedas de prensa sobre los capturados, daños a bienes públicos y privados, y ataques a la fuerza pública, mientras responsabiliza a grupos armados ilegales de instigar las movilizaciones, pero sin mencionar las pérdidas de vidas humanas.

En las redes sociales circulan graves denuncias sobre agentes policiales. La agencia EFE recoge reportes donde se ha visto a miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) disparar a quemarropa contra manifestantes.

La Policía es objeto de serias acusaciones que incluyen ataques sexuales, violencia física y detenciones arbitrarias, y además ha sido señalada por la muerte de muchos manifestantes, en su mayoría gente joven. Uno de los asesinados en Cali es pariente del alcalde de la ciudad.

Ataque contra funcionarios de la ONU

El ministro Molano también señaló que sostuvo una reunión con el subdirector de Naciones Unidas en Colombia, Jorge Monje, para comparecer por la denuncia de un ataque a funcionarios de ONU en Cali por fuerzas policiales.

“(Monje) me dijo que había un grupo de funcionarios de Naciones Unidas en compañía de funcionarios de la Procuraduría en uno de los eventos que se presentaron ayer (lunes). Han señalado ellos que no hubo un ataque directo a los funcionarios de Naciones Unidas”, aseguró Molano en rueda de prensa, reportó El Espectador.

Juliette de Rivero, representante en Colombia de la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos acusó a la Policía local de agredir a un grupo de sus funcionarios en Cali. “Miembros de la comisión recibieron amenazas y agresiones, así como disparos por parte de la Policía, sin que nadie resultada impactado”, informó la funcionaria, según reseña El Tiempo.

Esta mañana, la ONU condenó el uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía de Colombia. “Estamos profundamente alarmados por los acontecimientos ocurridos, cuando la Policía abrió fuego contra los manifestantes, matando e hiriendo a varias personas, según la información recibida”, dijo Marta Hurtado, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.