Fallece a los 99 años el príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II

A menos de dos meses de cumplir 100 años, la familia real británica confirmó el deceso del duque de Edimburgo este viernes en el Palacio de Windsor.

Felipe de Edimburgo había sido intervenido por un problema al corazón en marzo. Foto: AFP
Felipe de Edimburgo había sido intervenido por un problema al corazón en marzo. Foto: AFP
Mundo LR

El príncipe Felipe, duque de Edimburgo y esposo de la reina Isabel II de Reino Unido, murió a los 99 años, según informó la propia familia real británica este viernes 9 de abril.

“Es con profundo pesar que Su Majestad la Reina ha anunciado el deceso de su amado esposo, Su Alteza Real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, quien falleció de manera pacífica esta mañana en el Castillo de Windsor”, manifestaron a través de Twitter.

A mediados de marzo, Felipe había abandonado el Hospital King Edward VII, en donde permaneció aproximadamente un mes luego de pasar por una intervención quirúrgica exitosa a raíz de un problema cardiaco.

Previamente, el 16 de febrero, fue tratado en el mismo centro médico debido a una infección, por la cual debió ser trasladado desde el Palacio de Windsor, en donde pasaba el confinamiento debido al coronavirus junto a Isabel y un número disminuido de empleados.

Nacido el 10 de junio de 1921 en la isla de Corfu, en Grecia, Felipe de Edimburgo se comprometió con Isabel II en 1947 y ese mismo año contrajeron nupcias en la Abadía de Westminster.

Lazy loaded component

Fruto de esta unión nacieron Carlos, príncipe de Gales (1948); Ana, princesa real (1950); André, duque de York (1960) y Eduardo, conde de Wessex (1964). Además, tuvieron ocho nietos y diez bisnietos.

En 1952, Isabel II llegó al trono y Felipe pasó a ser su consorte, siendo el que ostentó dicho honor por más tiempo desde el 2009. Ocho años después, decidió retirarse de las actividades públicas luego de participar en más de 22.000 actos oficiales.

Fue el primer miembro de la familia real que hizo despegar un helicóptero desde los jardines del Palacio de Buckingham, después de que su esposa intercediera ante altos funcionarios del Gobierno para que Felipe recibiera permiso para formarse como piloto, una actividad que se había considerado demasiado arriesgada.

Reacción de los líderes del mundo

Ante la partida del el duque de Edimburgo, el primer ministro británico, Boris Johnson, encabezó el homenaje póstumo al príncipe Felipe. Afirmó que, por su “vida y trabajo extraordinarios”, el esposo de la reina Isabel II “se ganó el afecto de generaciones”.

En tanto, la canciller alemana Angela Merkel manifestó su “gran tristeza” por la muerte del príncipe, indicó una portavoz del Gobierno alemán. “Su amistad por Alemania, su franqueza y sentido del deber son inolvidables”, indicó por tweet Ulrike Demmer a nombre de Merkel.

Por su parte, el mandatario ruso, Vladimir Putin, le deseó a la reina Isabel II “valentía y fortaleza mental ante esta dolorosa e irreparable pérdida”. “Muchos acontecimientos importantes en la historia moderna de su país están asociados con el nombre de su Alteza Real”, agregó.