ELIMINATORIAS QATAR 2022 - Revisa aquí la tabla de posiciones actualizada

Washington Post impidió a periodista víctima de acoso cubrir casos de violencia sexual

Felicia Sonmez denunció que en el 2018 fue asaltada sexualmente por un sujeto de su misma profesión cuando trabajaba en China.

El testimonio de Felicia Sonme animó a otras periodistas a contar que habían pasado por episodios similares. Foto: AFP
El testimonio de Felicia Sonme animó a otras periodistas a contar que habían pasado por episodios similares. Foto: AFP
Mundo LR

Durante años, The Washington Post prohibió que la periodista Felicia Sonmez informara sobre hechos que estuvieran relacionados con violencia sexual, luego de que ella misma denunciara que había sido víctima de acoso sexual en el 2018. La noticia fue dada a conocer por Político, que reveló desacuerdos sobre el tema dentro del diario.

A través de su cuenta de Twitter, Sonmez reprochó el actuar del medio en su contra, el cual, tras las olas de críticas, decidió retirar el impedimento que había acallado a la profesional.

Hola a todos. Mis jefes me comunican que el Post va a levantar su prohibición”, comunicó la redactora, quien aclaró que “es una buena noticia, pero es lamentable que haya tenido que tener un costo emocional tan alto [...] Me estoy tomando un tiempo para descansar y procesar. Gracias por tu apoyo”, expresó.

La prohibición impuesta a la periodista no le permitió cubrir casos importantes de violencia sexual. No pudo informar sobre las audiencias para la nominación del juez del Tribunal Supremo Brett Kavanaugh, quien fue acusado de agresión sexual. Tampoco pudo comunicar sobre las alegaciones de acoso contra Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York.

Felicia Sonmez reveló que en el 2018 fue asaltada sexualmente por una persona de su misma profesión cuando trabajaba en China. En declaraciones a varios medios, ella contó que la prohibición del diario no hacia más que recordarle el episodio traumático que había vivido, ya que tenía una y otra vez que explicar a sus colegas por qué no cubría ese tipo de noticias.

La justificación de The Washington Post fue que los lectores podían pensar que la comunicadora tenía un sesgo favorable a las víctimas de violencia sexual. Frente a esto, el reportero del mismo diario, Paul Farhi, recalcó que esto es muy inusual, pues “las organizaciones de noticias normalmente valoran tales experiencias, pues pueden ofrecer a los lectores o televidentes una perspectiva más profunda y especial”.