EN VIVO - Argentina vs. Chile: sigue las incidencias del partido por la Copa América 2021

Iglesia católica de Nueva Zelanda pide disculpas a víctimas de abusos

Mundo LR

“Cualquier tipo de abuso es inaceptable e indefendible. Lo sentimos profundamente”, afirmó el máximo jerarca católico en Nueva Zelanda. Foto: difusión
“Cualquier tipo de abuso es inaceptable e indefendible. Lo sentimos profundamente”, afirmó el máximo jerarca católico en Nueva Zelanda. Foto: difusión

El arzobispo de Wellington, John Dew, reconoció los abusos perpetrados por obispos, sacerdotes, monjas y laicos contra la población que estuvo bajo el cuidado de la Iglesia católica entre 1950 y 1999.

La Iglesia católica de Nueva Zelanda pidió disculpas de manera formal a todas las víctimas, entre menores y adultos, por los abusos que los miembros del clero cometieron contra la población que estuvo bajo su tutela durante la segunda mitad del siglo XX.

“Hoy, reconociendo la importancia de este momento, les pido disculpas, en nombre de los obispos y líderes congregacionales de la Iglesia católica en Aotearoa, Nueva Zelanda”, dijo en un comunicado que traduce la comparecencia del arzobispo John Dew ante una comisión especial.

“No ofreceremos ninguna justificación por sus acciones o por las nuestras, por aquellos actos que les han causado daños”, añadió el religioso.

El representante de la Iglesia hizo el gesto en el marco de la Comisión Real de Investigación sobre Abuso en el Cuidado, formada en 2018 por el Gobierno neozelandés.

Dicha comisión investiga los delitos perpetrados, incluidos físicos, sexuales y emocionales, en el seno de las instituciones públicas, sociales y religiosas entre 1950 y 1999.

Las palabras del cardenal Dew en Auckland fueron parte de las declaraciones de testigos de instituciones religiosas en la investigación de Abuse in Care que está en curso para resolver reclamos de abusos históricos y actuales.

La primera ministra, Jacinda Ardern, estableció la comisión hace dos años diciendo que el país necesitaba enfrentar “un capítulo oscuro” en su historia, y luego lo expandió para incluir iglesias.

Las comparecencias se realizan desde el 15 al 30 de marzo. Este fin de semana, el arzobispo admitió los actos perpetrados por sacerdotes, monjas, otros miembros del clero y personal laico contra los fieles.

“Reconocemos que los sistemas y la cultura de la Iglesia permitieron que ocurriera el abuso. Estos sistemas y la cultura les fallaron y deben cambiar”, manifestó Dew, que es arzobispo de Wellington y presidente de la Conferencia de Obispos de ese país.

En esa línea, dijo que los actos perpetrados causaron un dolor y trauma a las víctimas que aun hoy las heridas continúan en sus vidas. “Cualquier tipo de abuso es inaceptable e indefendible. Lo sentimos profundamente”, afirmó el máximo jerarca católico, también llamada Aotearoa en maorí.

Sin embargo, no reveló los pasos que la Iglesia católica planea tomar en Nueva Zelanda para abordar este problema y garantizar que no puedan repetirse en el futuro.

De acuerdo un informe preliminar de la comisión publicado en octubre de 2020, registró que más de un cuarto de millón de personas fueron abusados física y sexualmente entre los años que se investiga los delitos. La comisión señaló que muchos niños sufrieron violaciones y descargas eléctricas por parte de personal de los centros de atención psiquiátrica y estatal, miembros del clero y tutores de crianza.

El informe final estará culminado para finales de año. En el documento se hará recomendaciones al Gobierno para abordar las medidas. Es una de las investigación más largas y complejas realizadas en el país que involucra a la Iglesia católica, una de las instituciones que tiene como fieles a casi la mitad de los ciudadanos neozelandeses.