UNFPA: 12 millones de mujeres sufrieron la interrupción de anticonceptivos

Tras un año de pandemia, la entidad de las Naciones Unidas afirma que la interrupción del acceso a anticonceptivos dejó 1,4 millones de embarazos no planificados.

Las interrupciones en los servicios de planificación familiar se concentraron en gran medida entre abril y mayo de 2020. Foto: difusión
Las interrupciones en los servicios de planificación familiar se concentraron en gran medida entre abril y mayo de 2020. Foto: difusión
Mundo LR

Se estima que 12 millones de mujeres han sufrido la alteración de sus servicios de planificación familiar desde que la propagación de la COVID-19 fuera declarada una pandemia, lo que produjo la interrupción del acceso a anticonceptivos, según las nuevas estimaciones del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y Avenir Health. Ello dio lugar a que se registren 1,4 millones de embarazos no planificados a nivel mundial.

Las proyecciones del UNFPA analizan las interrupciones del servicio de anticonceptivos en 115 países de ingresos bajos y medios con respecto al año anterior. Los datos de las encuestas determinaron que el acceso a la planificación familiar se vio ampliamente limitado por factores como las interrupciones de las cadenas de suministro, el desabastecimiento de anticonceptivos y el desbordamiento de los servicios sanitarios. A muchas mujeres, los resultados les han cambiado la vida.

Estas cifras se observan pese a que en países de ingresos altos muestran tasas de natalidad en descenso. Foto: UNFPA

Las consecuencias del aumento de los embarazos no planificados van más allá de lo económico, sino que también están relacionadas con el aumento de la morbilidad y la mortalidad materna, así como con el aumento del número de abortos inseguros.

El UNFPA revela que las interrupciones en los servicios de planificación familiar se concentraron en gran medida entre abril y mayo del año pasado, con una duración promedio de 3,6 meses.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 2,5 millones de personas en todo el mundo fallecieron de COVID-19, pero aún no se conocen los costos totales de la pandemia. Cuando este se calcule, habrá que incluir las consecuencias para las mujeres y las niñas.

Estas cifras se observan pese a que muchos países, especialmente aquellos de ingresos altos, muestran tasas de natalidad en fuerte descenso.