Compra vasija por $ 35 sin saber que su valor era hasta 14.300 veces superior

El recipiente de porcelana, que fue vendido en un garaje de Estados Unidos, es de la dinastía Ming. Será subastado por un valor de entre 300.000 y 500.000 dólares el 17 de marzo.

El misterio de cómo llegó una pieza oriental tan única a una cochera de una ciudad estadounidense de menos de 130.000 habitantes aún no se ha descubierto. Foto: El País
El misterio de cómo llegó una pieza oriental tan única a una cochera de una ciudad estadounidense de menos de 130.000 habitantes aún no se ha descubierto. Foto: El País
Mundo LR

Un frecuente comprador de antigüedades encontró en 2020 una vasija que le llamó la atención en una venta de garaje en la ciudad de New Haven, estado de Connecticut (Estados Unidos), y lo adquirió por 35 dólares. El recipiente es de porcelana blanca con flores y símbolos pintados en azul cobalto.

El hombre, que presintió que era algo especial, no contaba que se tratara de una pieza china del siglo XV valorizado entre 300.000 y 500.000 dólares.

Según informó el periódico El País, la casa de subastas Sotheby’s de Nueva York pondrá a la venta la “rara y excepcional” vasija de la dinastía Ming el 17 de marzo, como parte de su colección destacada de arte chino en la Semana de Asia.

Después de obtener la pieza de cerca de 16 centímetros de diámetro, el comprador —que permanece en el anonimato— le envió fotografías por correo electrónico a Sotheby’s en el que les pedía una apreciación de la recipiente.

Cuando los especialistas de la casa de subastas en cerámica y arte chino, Angela McAteer y Hang Yin, inspeccionaron las imágenes, sabían que era algo “muy, muy especial”. El “cuenco de loto”, por su diseño de capullo de loto, resultó ser uno de los siete de su tipo que se sabe que existen a nivel global, de acuerdo a Sotheby’s.

En conversación con Associated Press, McAteer, vicepresidente senior de Sotheby’s y director de su departamento de obras de arte en China, explicó: “El estilo de la pintura, la forma del cuenco, incluso el color azul, es bastante característico de ese período de la porcelana de principios del siglo XV”.

Aunque no hay pruebas científicas que lo confirmen, los expertos sostuvieron que cuando observaron la vasija en vivo, sabían que se trataba de un recipiente elaborado durante el reinado del emperador Yongle, el tercero del linaje de la dinastía Ming, que gobernó desde 1403 hasta 1424, un período conocido por sus distintivas técnicas de porcelana.

“En todos los aspectos, este delicado cuenco es un producto por excelencia de Yongle, hecho para la corte, que muestra la sorprendente combinación de material soberbio y pintura con un diseño ligeramente exótico que caracteriza a la porcelana imperial de este período”, indicó la casa de subastas.

McAteer contó a la cadena de televisión CNN que el cuerpo de la porcelana es “increíblemente suave” con un “esmalte sedoso realmente untuoso”, algo que, según sus averiguaciones, nunca se repitió en reinados posteriores.

El enigma de cómo llegó una vasija oriental tan única a una cochera de una ciudad de menos de 130.000 habitantes todavía no se ha revelado y es poco probable que se llegue a una conclusión porque hay poca documentación.

Los expertos estiman que pasó de generación en generación en una misma familia, que no sabían que entre sus adornos tenían una pieza china que su valor era hasta 14.300 veces superior al que fue puesto en la venta de garaje.