EN VIVO - Tokio 2020 EN VIVO: sigue en directo las incidencias del tercer día de competencias

Gobierno de Trump realiza su décimo tercera y última ejecución federal

Mundo LR

El Tribunal Supremo de Estados Unidos se negó a detener la ejecución, aunque algunos jueces no estuvieron de acuerdo. Foto: Save Dustin Higgs
El Tribunal Supremo de Estados Unidos se negó a detener la ejecución, aunque algunos jueces no estuvieron de acuerdo. Foto: Save Dustin Higgs

EE. UU. reanudó las ejecuciones en julio por orden del fiscal general del país, William Barr, tras una moratoria de 16 años.

Publicidad

La gestión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llevó a cabo este sábado 16 de enero su décimo tercera y última ejecución federal, a cuatro días de la toma de posesión del demócrata Joe Biden, opositor de la pena de muerte. El ajusticiado fue Dustin John Higgs, de 48 años, sentenciado en 2001 por secuestrar y ordenar los asesinatos de tres mujeres en una reserva natural de Maryland en 1996.

Momentos antes de la ejecución, realizada a través una inyección mortal de pentobarbital, Higgs se mostró tranquilo pero desafiante. Nombró a las víctimas por sus nombres: Tanji Jackson, Tamika Black y Mishann Chinn.

Según la cadena de televisión CNN, el condenado aseveró: “Me gustaría decir que soy un hombre inocente. Yo no ordené esos asesinatos”.

“El Gobierno completó esta noche una masacre sin precedentes de 13 seres humanos al matar a Dustin Higgs, un hombre negro que nunca mató a nadie, en el cumpleaños de Martin Luther King”, sostuvo Shawn Nolan, uno de los abogados del ejecutado, en un comunicado citado por la agencia Associated Press (AP).

La administración del mandatario republicano había ejecutado a 10 personas en 2020, después de que las ejecuciones federales fueran reanudadas en julio por el Departamento de Justicia de Estados Unidos tras un intervalo de 17 años.

Higgs fue la tercera persona en recibir una inyección letal esta semana en la prisión federal de Terre Haute, estado de Indiana, y la décimo tercera ajusticiada por el Gobierno federal desde el último julio.

De este modo, el jefe de Estado saliente se ha convertido en el primer presidente en más de 120 años en supervisar tal número de ejecuciones federales.

Washington restableció las penas capitales a nivel federal en julio del año pasado por orden del fiscal general de la nación, William Barr, tras una moratoria de 16 años. Antes de que Trump asumiera la presidencia, solo se habían efectuado tres ejecuciones en este lapso.

Barr alegó que los ajusticiamientos están considerados por el Parlamento y las últimas van destinadas contra “los responsables del asesinato, y en ocasiones, la tortura y violación, de los más vulnerables de la sociedad, niños y ancianos”.

El último miércoles en Terre Haute fue ejecutada Lisa Montgomery, la única mujer que estaba en el corredor de la muerte tras ser castigada con la pena máxima en 2007 por terminar con la vida de una gestante para extraerle el bebé y reclamarlo como propio.

Un portavoz de Biden declaró a AP que el veterano político “se opone a la pena de muerte ahora y en el futuro” y que procurará poner fin a su práctica. No obstante, sus representantes no indicaron si habría una pausa en las ejecuciones de inmediato cuando él resida en la Casa Blanca.