Ecuador restringe ingreso aéreo tras detectar mutación del coronavirus

Agencia EFE

larepublica_pe

12 Ene 2021 | 5:28 h
Una vez detectada la variante británica en un hombre de 50 años, que llegó al país el pasado 12 de diciembre, Ecuador ha optado por pedir ineludiblemente la PCR. Foto: Rodrigo Buendía, AFP
Una vez detectada la variante británica en un hombre de 50 años, que llegó al país el pasado 12 de diciembre, Ecuador ha optado por pedir ineludiblemente la PCR. Foto: Rodrigo Buendía, AFP

Las autoridades han optado por pedir ineludiblemente la PCR a quienes ingresen a territorio ecuatoriano.

Ecuador endureció las condiciones de acceso a su territorio y, a partir de este miércoles 13 de enero, exigirá una prueba PCR con resultado negativo a todos los pasajeros bajo pena de multa a las aerolíneas, tras descubrir en el país el primer caso de la variante británica del coronavirus.

“Ahora, la presentación de la prueba PCR para viajar a Ecuador es ya un requisito de carácter obligatorio”, dijo a EFE Luis Galárraga, gerente de comunicaciones de Quiport, la administradora del aeropuerto internacional Mariscal Sucre, de Quito.

Hasta esta jornada, las autoridades del país andino solicitaban la prueba PCR pero, si el pasajero no la tenía, debía someterse a una de antígenos en la terminal. Si la prueba salía positiva, debía cumplir diez días de aislamiento, y cinco por precaución, si era negativa.

Con ello, se solucionaba la situación de quienes no podían hacerse la prueba PCR pues hay naciones donde no las realizan a menos que haya sintomatología, explicó el funcionario.

Una vez detectada la variante británica en un hombre de 50 años, que llegó al país el pasado 12 de diciembre, Ecuador ha optado por pedir ineludiblemente la PCR.

Juan Zapata, presidente del Comité de Operaciones de Emergencia Nacional, apuntó que quienes ingresen por cualquier punto de entrada ―aéreo, terrestre, marítimo— deberán presentar una prueba negativa “de manera obligatoria, realizada hasta diez días antes del arribo al Ecuador”.

“No se considerará ningún tipo de caso excepcional a los pasajeros que lleguen al país”, aclaró al volcar en las líneas aéreas toda la responsabilidad de verificar que el pasajero cuente con el comprobante antes del embarque.

Además, advirtió que la aerolínea que incumpla con la disposición será sancionada con una multa que va de 5.000 a 10.000 dólares y la suspensión de sus permisos de operación por tres meses.

“Vamos a ser sumamente estrictos con estos requisitos porque tienen un objetivo fundamental, que es cuidar la salud de todos los ecuatorianos”.

Ecuador, que al día de hoy mantiene cerradas sus fronteras terrestres, acumulaba 222.567 positivos confirmados por pruebas PCR y 9.610 fallecimientos, a los que se suman 4.586 decesos probables por la enfermedad.

Según las autoridades, se ha establecido un cerco epidemiológico a “catorce personas” con las que tuvo contacto el paciente que tiene la variante británica, al igual que en todos los lugares que visitó durante su estadía antes de confirmarse el caso.