Impeachment a Trump si no renuncia “de inmediato”

José Alván

josealvans

09 Ene 2021 | 4:12 h
Amenaza. Tras recuperar su cuenta de Twitter, el presidente salió a condenar a quienes asaltaron el Capitolio el miércoles. Foto: AFP
Amenaza. Tras recuperar su cuenta de Twitter, el presidente salió a condenar a quienes asaltaron el Capitolio el miércoles. Foto: AFP

Caos. Demócratas buscan en la Cámara de Representantes iniciar un juicio político contra el presidente. Trump enfrenta la renuncia de sus funcionarios cercanos.

La mujer más poderosa del Congreso de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, anunció el viernes a todos los representantes del Capitolio que iniciará el proceso de impeachment contra el presidente Donald Trump si este no dimite “de manera inmediata”.

A través de una carta enviada a todos los miembros de la Cámara de Representantes, Pelosi pidió a los republicanos que soliciten la dimisión de Trump por los “actos peligrosos y sediciosos” cometidos por el mandatario, tomando como ejemplo las acciones del Partido Republicano al final de la presidencia de Richard Nixon.

Por su parte, el vicepresidente de la Cámara advirtió que los demócratas podrían votar por el juicio político la próxima semana, pese a que ya quedan menos de 11 días para la salida del magnate de la Casa Blanca.

Inminentes denuncias

El departamento de Justicia mencionó que no descartaría presentar cargos contra el presidente Trump por su posible responsabilidad en incitar a sus partidarios a asaltar el Capitolio la tarde del último miércoles 6 de enero.

“Estamos mirando a todos los actores, no solo a las personas que entraron al edificio”, dijo a los periodistas Michael Sherwin, el fiscal de Estados Unidos en Washington.

Bajo esa línea, se tendrá que investigar un video que circula por las redes sociales en el que se ve al presidente y su hija Ivanka Trump frente a un monitor observando el furor de las personas que se manifestaban frente al Capitolio antes del asalto.

Asimismo, al menos unas 50 personas fueron denunciadas ante la Corte Suprema de Washington por haber irrumpido en una propiedad pública. Muchos de ellos están empezando a perder sus trabajos luego de ser evidenciados a través de las redes sociales, donde recibieron una fuerte crítica.

Ola de renuncias

A poco tiempo de que finalice su mandato en la Casa Blanca, varios funcionarios del gobierno de Donald Trump anunciaron que renunciarán como medida de protesta a lo ocurrido el último miércoles, durante la sesión en la que se reafirmaba a Joe Biden como presidente norteamericano.

Betsy DeVos, secretaria de educación, presentó su renuncia a la presidencia el último viernes a través de una carta. Lo mismo hizo Elaine Chao, secretaria de transporte; Mick Mulvaney, exjefe de gabinete y enviado de Trump; Matthew Pottinger, asesor adjunto de seguridad nacional; John Costello, subsecretario adjunto del Departamento de Comercio, y una enorme lista más de personas que no se sienten a gusto en la gestión del mandatario republicano.

El caos político en Estados Unidos empeora la crisis de la salud. Solo el último viernes el país informó más de 4.000 muertes por Covid-19 el jueves, la mayor cantidad de fallecimientos relacionados con el virus que el país ha reportado en un solo día desde el inicio de la pandemia.

Se trata del tercer día consecutivo en el que se registran muertes diarias récord por la enfermedad, según informó la Universidad Johns Hopkins.

Esta es la situación que deberá enfrentar Joe Biden al iniciar su gestión: un país fuertemente infectado por el Covid y por el racismo que mantienen algunos de sus ciudadanos.

Demócratas al control total

Antonio Camborda, internacionalista

La elección de Joe Biden como 36 presidente de Estados Unidos ha significado un giro enorme en la política de este país, no solo porque permitirá al Partido Demócrata volver a la Casa Blanca y restablecer los planes sociales a favor de un vasto sector de la población desfavorecido, sino también el control político.

Y es que el Partido Demócrata ha alcanzado un enorme poder, pues el 5 de enero los candidatos demócratas al Senado por el estado de Georgia, Raphael Warnock y Jon Ossoff, se hicieron del triunfo en segunda vuelta y con ello han logrado después de seis años tener mayoría y control no solo en la Cámara de Representantes sino también en el Senado.

Esto no ocurría desde hace seis años, en que el Partido Republicano logró la mayoría tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes.

Cuando en el 2016 ganó las elecciones Donald Trump, los republicanos tenían mayoría en la Cámara Baja y también en el Senado.

La columna completa en este enlace: t.ly/BqLI.