MISIÓN DART - NASA estrella nave contra un asteroide para desviarlo
Mundo

Evo despide a Maradona: “Mi hermano sentía y luchaba por los humildes”

“Diego (fue un) gran amigo de las causas justas. No solo el fútbol mundial le llora, también los pueblos del mundo”, escribiò el expresidente boliviano.

La Republica
"Una persona que sentía y luchaba por los humildes, el mejor jugador de fútbol del mundo”, escribió Evo. Foto: Captura de Twitter
Mundo LR

Evo Morales, expresidente de Bolivia, ha sentido profundamente la muerte Diego Armando Maradona, el astro del fútbol argentino que falleció este miércoles 25 de noviembre a los 60 años, debido a un paro cardíaco.

“Con un dolor en el alma me he enterado de la muerte de mi hermano Diego. Una persona que sentía y luchaba por los humildes, el mejor jugador de fútbol del mundo”, escribió en Twitter.

La relación de Evo Morales y Maradona proviene de hace varios años, con los ideales de izquierda como principal vínculo de unión entre ambos, además de la lucha deportiva que el exmandatario impulsó hace más de una década para defender el juego del fútbol en la altitud, aspecto que Maradona respaldó sin dudar.

El exmandatario destacó que entre las mayores figuras del fútbol mundial como Pelé, Alfredo Di Estéfano o Lionel Messi, fue Maradona el que “menos partidos jugó” ante equipos y selecciones bolivianas, un total de cuatro y con un gol anotado en la victoria de Argentina ante Bolivia 3-0 en la Copa América de 1979.

“Diego fue un gran defensor del fútbol en la altura y quería mucho a Bolivia. Gran amigo de las causas justas. No solo el fútbol mundial le llora, también los pueblos del mundo”, agregó Evo Morales.

Por su parte, la Federación Boliviana de Fútbol manifestó “sus más sentidas condolencias” al que consideró un “referente histórico del fútbol en el mundo entero”.

Equipos bolivianos como el Wilstermann y el Bolívar, que juegan la Copa Libertadores y Sudamericana, respectivamente, también hicieron público su pesar por el fallecimiento del que fue campeón del mundo en 1986.

Maradona sufrió un paro cardíaco en su domicilio de la provincia de Buenos Aires y al menos cuatro ambulancias se dirigieron a su vivienda, mientras que su deceso fue anunciado poco después.

El icónico futbolista estuvo a principios de noviembre diez días internado en una clínica de Buenos Aires por anemia, deshidratación y con un “bajón anímico”, pero al hacerle exámenes se le diagnosticó un hematoma subdural por el que fue operado y se recuperaba.