El tabaco afecta la placenta de embarazadas incluso si dejaron de fumar, revela estudio francés

Mundo LR

larepublica_pe

07 Oct 2020 | 11:15 h
Las regiones alteradas corresponden a menudo a áreas que controlan a distancia la activación o represión de genes. Foto: BMC Medicine.
Las regiones alteradas corresponden a menudo a áreas que controlan a distancia la activación o represión de genes. Foto: BMC Medicine.

Las modificaciones epigenéticas observadas en la placenta de exfumadoras podrían explicar los efectos del tabaquismo observados en el feto y la salud posterior del niño.

Las mujeres que dejaron de fumar antes del embarazo sí pueden presentar secuelas del consumo de tabaco en la placenta. Así lo ha demostrado un estudio realizado en Francia que ha sido difundido este 7 de octubre.

Los investigadores del instituto Nacional de la Salud e Investigación Médica (Inserm), del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) y de la universidad de Grenoble Alpes (UGA) estudiaron el ADN placentario de 568 mujeres, divididas en tres categorías: no fumadoras, que habían dejado de fumar en los tres meses previos a la gestación, y las que siguieron fumando antes y durante el embarazo.

PUEDES VER No, levantarse rápido de la cama no produce una “muerte súbita”

Los científicos han observado que entre las mujeres fumadoras aparecieron las llamadas alteraciones “epigenéticas” en 178 regiones del genoma placentario. Es decir, que la secuencia del ADN no cambia, pero la forma en la que se expresan los genes puede verse afectada.

En tanto, en las exfumadoras, estas alteraciones son mucho menos frecuentes. No obstante, fueron halladas en 26 regiones, precisa el artículo difundido en la revista BMC Medicine.

Por otro lado, las tres instituciones a cargo de la indagación han explicado que la placenta conservaría “la memoria” de la exposición al tabaco en las mujeres que nunca fumaron.

PUEDES VER Mujeres muestran sus cicatrices para concientizar sobre el cáncer de mama en Ecuador

De esta manera se ha demostrado que el consumo de este producto durante el estado de gravidez tiene consecuencias nocivas para la salud de la madre y del bebé, pero “los mecanismos involucrados todavía no se conocen bien”, agregó un comunicado adjunto al estudio. Asimismo, se sabe que la placenta, vulnerable a muchos compuestos químicos, desempeña un papel crucial en el desarrollo del embrión.

Los investigadores también constataron que las regiones alteradas corresponden a menudo a áreas que controlan a distancia la activación o represión de genes.

Johanna Lepeule, investigadora del Inserm, plantea la hipótesis de que las modificaciones epigenéticas observadas en la placenta de fumadoras o exfumadoras “podrían explicar en parte los efectos del tabaquismo observados en el feto y la salud posterior del niño”.

Con información de AFP

Embarazo, últimas noticias: