Papa Francisco realiza su primera salida de Roma tras siete meses de confinamiento

Agencia AFP

larepublica_pe

03 Oct 2020 | 13:01 h
Papa argentino firma en Asís su nueva encíclica sobre la fraternidad. Foto: AFP
Papa argentino firma en Asís su nueva encíclica sobre la fraternidad. Foto: AFP

El máximo pontífice, que ha estado prácticamente encerrado en el Vaticano desde el inicio de la pandemia por COVID-19, visitó la ciudad italiana de Asís.

El papa Francisco firmó este sábado en la ciudad italiana de Asís su nueva encíclica, dedicada a la fraternidad, en su primera salida de Roma en siete meses por la pandemia.

El papa latinoamericano, quien ha estado aislado en el Vaticano desde que comenzó la crisis sanitaria y realizó algunas breves visitas a iglesias de Roma, celebró primero una misa en la austera cripta de la basílica donde se encuentra el sepulcro de San Francisco de Asís (1182-1226).

PUEDES VER: Chile conmocionado por menor presuntamente lanzado a un río durante protesta en Santiago [VIDEO]

Iluminado por una lámpara de aceite, ante una veintena de religiosos, todos con mascarillas quirúrgicas, Francisco firmó luego tres copias de su tercera encíclica, la cual será divulgada el domingo.

Al término de la ceremonia, el papa agradeció a los traductores del texto, escrito en español y con el título “Fratelli tutti” (Hermanos todos), el cual se mantendrá en italiano en todas las lenguas, sin traducción.

Francisco firmó tres copias de su tercera encíclica, la cual será divulgada el domingo. Foto: AFP

Dirigida a todos los católicos, el nuevo documento del papa ha suscitado polémicas justamente por su título, una cita de San Francisco (“Hermanos”). Este ha sido tildado de machista por parte de un grupo de teólogas que acusaron al papa de dejar de lado a más de la mitad de los miembros de la iglesia católica, es decir a las mujeres.

Antes de llegar a Asís, fuera de programa, el papa visitó el monasterio de la monjas clarisas, en Spello, y luego la basílica de Santa Clara, para orar en la tumba de la primera discípula de San Francisco, fundadora de la orden y la primera y única mujer en escribir una regla de vida religiosa.

PUEDES VER: ¿En qué consiste el tratamiento experimental aplicado a Donald Trump contra el coronavirus?

Una guía en medio de la pandemia

Hace dos semanas, el director editorial del Vaticano, Andrea Tornielli, criticó el argumento que calificaba al documento de machista o que pretenda excluir a las mujeres, ya que, según él, se trata de una encíclica con un mensaje universal, “que habla verdaderamente al corazón de todas las personas”, escribió.

El papa visitó el monasterio de la monjas clarisas, en Spello, y luego la basílica de Santa Clara. Foto: AFP

Tornielli explicó que la frase del título se encuentra en las Admoniciones de San Francisco y que por ello “el papa obviamente no lo ha cambiado”.

La tercera encíclica del papa argentino es el fruto de una profunda reflexión tras la grave emergencia sanitaria que azota al planeta por el coronavirus.

“De esta crisis no podremos salir iguales que antes. En nuestras manos está salir mejores o peores”, reconoció el papa que al parecer elaboró buena parte de la encíclica, la tercera de su pontificado, durante el largo confinamiento.

La pandemia nos ha mostrado “la gran desigualdad que reina en el mundo: la desigualdad de oportunidades, de bienes, de acceso a la salud y a la tecnología”, lamentó la semana pasada en un discurso enviado a las Naciones Unidas.

PUEDES VER: Arrestan a gerente austriaco que trató de prender fuego a su trabajador

Francisco, cuyo último viaje se remonta al 23 de febrero para visitar Bari, una ciudad portuaria del sur de Italia, donde asistió a un encuentro internacional de obispos del Mediterráneo, ha tenido que abandonar el contacto con las multitudes que tanto aprecia.

Pasará a la historia la imagen dramática del pasado Viernes Santo cuando el jefe de la Iglesia Católica rezó solo ante la inmensa explanada de la plaza de San Pedro por el fin de la guerra contra un enemigo invisible.

Durante el rito sin precedentes, en el que concedió la indulgencia plena al mundo entero, el papa llamó a “remar juntos”.

“Estamos todos en la misma barca y estamos llamados a remar juntos”, dijo al invitar “a activar la solidaridad, capaz de dar sentido en estas horas en las que todo parece naufragar”, enfatizó.

La misma solidaridad que pidió al retomar en setiembre la tradicional audiencia de los miércoles con fieles, pero esta vez en un patio cerrado dentro del Vaticano con capacidad solo para 500 personas.

El nuevo documento papal, que por primera vez se firma fuera de las murallas del Vaticano, deberá servir de guía espiritual para los católicos ante los inéditos momentos que padece la humanidad. El texto será divulgado oficialmente el domingo, día en que se festeja San Francisco de Asís.

Con información de AFP

Papa Francisco, últimas noticias: