EE. UU. y Reino Unido acusan a Rusia de lanzar al espacio un arma antisatélite

Mundo LR

larepublica_pe

Satelite. Foto: Twitter.
Satelite. Foto: Twitter.

Ambos Gobiernos aseguraron que “acciones de este tipo amenazan el uso pacífico del espacio y arriesgan causar escombros que podrían representar una amenaza para los satélites".

Este jueves 23 de julio, el Gobierno de los Estados Unidos y el Reino Unido acusaron a Rusia por haber lanzado una nueva arma espacial.

Al principio de este mes, Moscú realizó una prueba de armas de antisatélite en el espacio, así lo indicaron las fuerzas armadas norteamericanas y británicas.

PUEDES VER En una llamada, Putin y Trump hablan de la carrera de armas y la pandemia

“El Comando Espacial de Estados Unidos tiene evidencia de que Rusia realizó una prueba no destructiva de un arma antisatélite basada en el espacio”, señaló el Comando en un comunicado.

El 15 de julio, Rusia “inyectó un nuevo objeto en órbita desde Cosmos 2543, un satélite ruso que ha estado en órbita desde 2019”. Ese objeto fue lanzado cerca de otro satélite ruso.

“Acciones de este tipo amenazan el uso pacífico del espacio y arriesgan causar escombros que podrían representar una amenaza para los satélites y los sistemas espaciales de los que depende el mundo. Hacemos un llamado a Rusia para que evite más pruebas”, expresó Harvey Smyth, jefe de la Dirección Espacial del Reino Unido.

“El sistema de satélites ruso utilizado para llevar a cabo esta prueba de armas en órbita es el mismo sistema de satélites sobre el que planteamos preocupaciones a principios de este año, cuando Rusia maniobró cerca de un satélite del Gobierno de Estados Unidos”, apuntaron el comandante del Comando Espacial de Estados Unidos, y el Jefe de Operaciones Espaciales de la Fuerza Espacial de EE. UU., en un comunicado conjunto.

PUEDES VER Trump se ofrece como voluntario para probar potencial vacuna contra la COVID-19

“Esta es una prueba más de los continuos esfuerzos de Rusia para desarrollar y probar sistemas basados en el espacio, y es consistente con la doctrina militar publicada por el Kremlin para emplear armas que mantengan en riesgo los activos espaciales estadounidenses y aliados”, agregaron.

Anteriormente, las autoridades estadounidenses ya habían acusado a Rusia de probar armas satelitales, pero esta es la primera vez que prueban un arma en órbita.