La difícil tarea de los médicos al informar sobre la perdida de un ser querido víctima del coronavirus. Foto: EFE
La difícil tarea de los médicos al informar sobre la perdida de un ser querido víctima del coronavirus. Foto: EFE

Testimonio de médico español: “Es muy duro comunicar la muerte de un familiar por teléfono”

Los profesionales de la salud de España no pueden abrazar a los infectados, ni consolarlos o acariciarles el rostro a los pacientes que agonizan.

Mundo LR
29 Mar 2020 | 23:08 h

Uno de los momentos más tristes para muchos médicos, que tratan de salvar a los pacientes con coronavirus en pleno desarrollo de la crisis sanitaria en España, llega cuando tienen que comunicar a un familiar por teléfono el fallecimiento de un ser querido.

La declaración le pertenece a Ángel, un anestesista del Hospital Infanta Sofía de Madrid, la ciudad española más perjudicada por la enfermedad. El COVID-19 lo ha ubicado en la primera línea de lucha, junto a sus colegas de urgencias del nosocomio.

PUEDES VER Reino Unido: anciana se recupera del coronavirus pese a que consideraron “no reanimarla”

Como ya es habitual, termina su guardia de las que nunca parece terminar, en la que apenas pudo conciliar el sueño. Al llegar al hogar solo trata de relajarse, el especialista sigue con los pensamientos de la noche anterior, ya que “el trabajo sigue ahí”.

El empleado del centro de salud no tiene hijos y su pareja también se dedica a la salvar vidas. “Es muy difícil desconectar, tenemos grupos de WhatsApp entre compañeros donde se cuelga información que se está renovando continuamente”, contó a EFE.

Ángel explicó como se transformó toda la estructura del hospital, que ya no se parece en nada a la organización por especialidad a la que estaba acostumbrado durante años.

PUEDES VER Gato fue contagiado de coronavirus por su dueño infectado en Bélgica

Comentó que los anestesistas que laboraban en los quirófanos y unidades de reanimación, pasaron a la primera línea con los trabajos de urgencias en el área de cuidados intensivos y en las zonas dispuestas para atender a los pacientes más graves, “donde más se atrapa” el virus.

El médico aseguró que no se olvida de los parientes que reciben la triste comunicación por teléfono, en la que informa la muerte de un miembro de la familia. “Nos iremos separando del plano emocional, eso espero, porque estamos muy impactados”, expresó.

Video Recomendado

Lazy loaded component