Hombre denuncia que sufrió agresión homofóbica: “Eran más de 15 jóvenes pegándome” [FOTO]

El sujeto afirmó que los jóvenes querían entrar a la fiesta, pero no los dejaron ingresar. (Fuente: Captura de Facebook)

Además, el agraviado indicó que "al ver que no usaba el urinario, comenzaron a patear la puerta preguntando si era gay”.

Mundo LR
03 Mar 2020 | 11:46 h

En la ciudad de Resistencia, provincia de Chaco, Argentina, un hombre de 40 años denunció que sufrió un ataque homofóbico por parte de un grupo de adolescentes.

El agraviado, identificado como Franco Ruiz, hizo pública la agresión a través de redes sociales al afirmar que fue a la celebración de la hija de una de sus compañeras de trabajo junto a su pareja, y se encontró con un grupo de jóvenes que empezaron a insultarlos.

PUEDES VER: Joven que descuartizó y quemó en una parrilla a su expareja había criticado feminicidios

Ruiz, quien es diseñador de indumentaria, indicó que el suceso ocurrió en la madrugada del sábado y antes de las agresiones, los adolescentes intentaron entrar a la fiesta, pero no fueron invitados. “En ese momento me miraron mal, pero yo se lo atribuí a mi look, que es un tanto particular para lo conservadora que es la sociedad acá”, manifestó.

En una entrevista para Infobae, el sujeto contó que cuando la recepcionista se retiró del establecimiento, los jóvenes aprovecharon para entrar y afirmó que se sintió “incómodo”, debido a que cuando fue al baño “ellos ingresaron atrás mío, y al ver que no usaba el urinario, comenzaron a patear la puerta preguntándome si era gay”.

PUEDES VER: Diputada argentina sobre el aborto: “Las violaciones y feminicidios también suceden, ¿los legalizamos?”

Cuando la pareja de retiró de la fiesta, el agraviado indicó que uno de los agresores le arrancó el rosario que le regaló su madre y empezó a perseguirlo, pero la víctima afirmó que sintió “dos golpes muy fuertes en la cabeza y en la espalda” que lo dejaron inconsciente.

Al encontrarse en el suelo, los adolescentes empezaron a patearle en la cabeza y en el resto de su cuerpo, mientras lo agredían verbalmente. “Por lo que me dijeron, eran más de 15 jóvenes pegándome. Me salvó mi pareja que llegó con la policía. Ellos salieron corriendo. Estoy lleno de hematomas y, de tantas patadas, dañaron mis riñones”, puntualizó.

Video Recomendado

Lazy loaded component