Costa Adeje Palace: el lujoso hotel de Tenerife con 1000 turistas en cuarentena por coronavirus [FOTOS]

Mundo LR

larepublica_pe

25 Feb 2020 | 19:23 h
El hotel de cuatro estrellas se ubica en la Playa de la Enramada, en la isla Tenerife del archipiélago de Canarias.
El hotel de cuatro estrellas se ubica en la Playa de la Enramada, en la isla Tenerife del archipiélago de Canarias.

Huéspedes y empleados del Hotel H10 Costa Adeje Palace no pueden salir de sus habitaciones debido a que un turista italiano fue diagnosticado con el virus de Wuhan.

Más de 1000 turistas y empleados del lujoso Hotel H10 Costa Adeje Palace de Tenerife se encuentran aislados después de que un médico de Italia y su esposa fueron diagnosticados de coronavirus en las instalaciones del establecimiento.

El hotel de cuatro estrellas, de estilo mediterráneo, está ubicado en la Playa de la Enramada, en la isla Tenerife del archipiélago de Canarias.

PUEDES VER Coronavirus EN VIVO: Asciende a 10 los muertos y 322 contagiados por coronavirus en Italia [VIDEO]

El lujoso recinto cuenta con salida al mar, cuatro piscinas y dos jacuzzis exteriores. También goza de siete restaurantes y bares, spa, gimnasio, minigolf, club infantil, boutiques y salas de reuniones. El costo de las habitaciones sobrepasa los 180 euros.

Los turistas en cuarentena no pueden disfrutar de las instalaciones externas porque están aislados en sus habitaciones. Pese a eso, no la están pasando tan mal porque todos los cuartos tienen terraza o balcón, Wi-Fi gratis, heladeras y televisión de pantalla plana.

Las habitaciones superiores ofrecen vistas al mar o a la piscina. Las habitaciones de la planta Club disponen de máquina Nespresso, además de una sala de estar y una terraza con jacuzzi.

PUEDES VER Hacen seguimiento a 260 personas por sospecha de coronavirus en Chile

La policía está vigilando el hotel para evitar que otras personas que no sean trabajadores de salud entren o salgan, y los huéspedes fueron confinados a sus habitaciones.

El médico diagnosticado con el virus, que se encontraba de vacaciones en la localidad de Adeje, una zona turística en el sur de la isla de Tenerife, se presentó voluntariamente a las pruebas porque sospechaba que tenía síntomas de coronavirus de Wuhan.

El hombre infectado es de Lombardía, región italiana con siete personas muertas y 229 personas diagnosticadas de coronavirus.