Pangolín podría ser clave para entender la transmisión del coronavirus [VIDEO]

Investigadores sugieren que el pangolín podría ser el transmisor del coronavirus a los humanos y no los murciélagos.

Las escamas del pangolín son traficadas con fines medicinales. Foto: difusión.
Las escamas del pangolín son traficadas con fines medicinales. Foto: difusión.

Investigadores de la Universidad de Agricultura del Sur de China sugiere que el pangolín sería el vínculo entre el coronavirus, los murciélagos y los humanos. De ser demostrado, los estudios podrían tomar nuevos rumbos.

Este pequeño mamífero es conocido en China por sus escamas ‘medicinales’ y podría ser clave para entender el brote de coronavirus, que a día de hoy supera la cifra de 813 muertos y 37 mil infectados.

PUEDES VER: Enfermera china consuela a su hija con ‘abrazo aéreo’ desde zona de cuarentena por coronavirus [VIDEO]

Se llama ‘reservorio’ a los animales que pueden contener el virus en su organismo sin enfermarse y que pueden transmitirlo a otras especies. Se cree que, en el caso del nuevo coronavirus, el murciélago ocuparía este rango, pues los genomas del virus y los del animal son compatibles en un 96%.

Sin embargo, el virus del murciélago necesita pasar por otra especie receptora antes de adaptarse al organismo humano. Es decir, necesita un “huésped intermedio”.

Los científicos, tras analizar más de mil muestras de animales salvajes, concluyeron que los genomas de las secuencias de virus encontradas en el pangolín eran idénticas en un 99% a las de los pacientes infectados por el coronavirus de Wuhan.

¿Cómo surgió el brote del coronavirus?

El brote de coronavirus surgió en diciembre pasado, en un mercado de Wuhan, metrópolis al centro de China. En el recinto se comerciaba una gran variedad de animales, varios de ellos salvajes. Por la naturaleza del virus, los expertos apuestan por la idea del “huésped intermedio”. La serpiente, que había sido la principal candidata de esta hipótesis, finalmente fue descartada.

PUEDES VER Fallece médico que dio alerta del coronavirus

Foto: AFP.

Durante la epidemia del SRAS que azotó China entre 2002 y 2003, causada también por un coronavirus, se descubrió que el huésped fue la civeta, otro pequeño mamífero cuya carne es altamente valorada en el país asiático.

Con el fin de evitar la propagación del virus, China decretó a fines de enero pasado la prohibición temporal de la venta de animales salvajes. Por un periodo aún indeterminado, la cría, transporte y venta de todas las especies salvajes estarán vetadas.

PUEDES VER: Conoce al pangolín, el animal más traficado del mundo y la iniciativa por salvarlo de la extinción

Prohíben su venta temporal

Tras el brote del coronavirus las autoridades de china han decretado desde fines de enero la suspensión de la venta de animales exóticos por considerar que el origen del brote se encuentra en la mutación de un virus procedente de un ejemplar del pangolin que se vendía en un mercado de Wuhan, zona origen del virus.

La norma alcanza ataca cualqueir tipo de venta de animales silvestres ya sea en mercados, supermercados, restaurantes entre otros.

Pangolín, mamífero en riesgo de extinción

Cada año, cerca de 100 mil pangolines son traficados ilegalmente entre África y Asia, siendo este animal salvaje más codiciado que el elefante o el rinoceronte, según información de la ONG WildAid.

La carne de este animal es altamente deseada en las regiones de China y Vietnam. Sus escamas, huesos y órganos se utilizan en la medicina tradicional asiática.

PUEDES VER: Argentino infectado con ‘coronavirus’ en crucero japonés es el primer caso confirmado de Latinoamérica

La Convención internacional sobre el comercio de especies salvajes amenazadas de extinción incluyeron, en el año 2016, al pangolín en la lista de animales prohibidos para comercializar. Sin embargo, pese a esta medida, el tráfico ilícito de este mamífero continúa en aumento.

¿Quiénes consumen su carne?

Su carne es muy apreciada por los sibaritas chinos y vietnamitas y sus escamas, huesos y órganos usados en la medicina tradicional asiática.

PUEDES VER: Google Maps tiene un mapa en ‘tiempo real’ donde señala cuántas personas se salvaron del Coronavirus [FOTOS]

Consumo de animales salvajes en China

La población china aún creen que los animales exóticos, tales como el pangolín, tienen diversos aportes nutritivos, cuya venta ha sido temporalmente prohibida luego del surgimiento del coronavirus. No obstante, cada vez más especialistas solicitan que este veto sea definitivo.

Reclamos por el comercio del pangolín

El gobierno chino prohibió cualquier forma de venta de pangolín en mercados, supermercados, restaurantes y comercios electrónicos, y ordena la puesta en cuarentena de sus criaderos.

PUEDES VER: Medios rusos vinculan a Trump con el coronavirus e insinúan que lo creó para ‘atacar’ a China

No obstante, científicos, medios de comunicación, asociaciones civiles y particulares chinos han alzado su voz para pedir regulaciones permanentes, así como información más transparente para que la gente frene el comercio y consumo de pangolín, pues se trata de una práctica nociva que no solo origina problemas sanitarios, sino también un mercado negro.

El pangolín es considerado el 'animal más traficado del mundo'. (Foto: AFP)

Por otro lado, según las declaraciones de Cathy Cao a Efe, las medidas legislativas en China no son realmente efectivas con respecto a las comercialización de animales exóticos, como el pangolín. "Según la ley china, el comercio de algunos animales salvajes está vetado desde hace décadas, pero no hay regulaciones específicas al respecto. Hay muchas lagunas legales y muchos acaban lucrándose sin haber infringido la ley.

PUEDES VER: ¿Por qué el pangolín, posible transmisor del coronavirus, se encuentra en peligro de extinción?

¿De qué se alimenta el pangolín?

Al carecer de dientes y la capacidad de masticar, el pangolín se alimenta básicamente de hormigas y termitas. Este animal utiliza sus enormes garras para destrozar las colonias de estos insectos. Además, su formidable lengua larga y pegajosa se encarga de atrapar a las hormigas en las grietas.