Parlamento de Bolivia acepta la renuncia de Evo Morales dos meses después de su salida del país

Dentro del debate hubieron voces de parlamentarios disconformes con esta medida debido a que consideran que se estaría avalando un presunto golpe de Estado.

La Cámara de Diputados avaló la continuidad de Jeanine Áñez en su cargo. Foto: difusión
La Cámara de Diputados avaló la continuidad de Jeanine Áñez en su cargo. Foto: difusión
Mundo LR

El Parlamento de Bolivia aceptó la mañana de este martes la renuncia del exmandatario Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García Linera, dos meses después de que ambos funcionarios salieran del país denunciando un presunto golpe de Estado.

El debate dentro de dicha institución legislativa controlada por el Movimiento al Socialismo (MAS), partido político fundado por Morales, fue álgido y tuvo voces de disconformidad con esta medida.

PUEDES VER Prohíben el ‘’culto a la personalidad’’ de Evo Morales en Bolivia

Según recogió la agencia AFP, las protestas comenzaron desde temprano por parte de las minorías de oposición que reclamaban la disposición adoptada por el MAS de cambiar el orden del día y resolver si se aceptaba o no ambas renuncias.

Los parlamentarios aceptaron su dimisión y la del vicepresidente Alvaro García, quien acompañó a Morales en la ruta al exilio, primero en México para luego refugiarse en Argentina desde el 12 de diciembre.

Morales, que gobernaba desde 2006, dimitió en medio de una fuerte convulsión social contra las elecciones generales del 10 de octubre, declaradas nulas tras un informe de la OEA que encontró irregularidades a su favor y en las que se postulaba para un cuarto mandato.

PUEDES VER Reavivan la tensión en Bolivia tras retorno de militares a las calles por amenazas de cocaleros

“En Asamblea Legislativa aceptamos la renuncia de nuestro compañero Evo Morales y Alvaro García. Estamos cumpliendo con la Constitución que dice que quienes rechazan o aceptan la renuncia son los diputados y senadores”, dijo a la prensa el congresista Henry Cabrera, influyente dirigente del MAS.

El legislador consideró necesario cumplir con la parte formal de la ley, pese a que el 12 de noviembre asumió provisoriamente la presidencia del país la senadora de derecha Jeanine Áñez, cuya legalidad reconoció el Tribunal Constitucional, que también amplió su mandato hasta la conformación de un nuevo gobierno luego de las elecciones de mayo.