Hombre mata a un oso en defensa propia y le corta las garras para tenerlas de recuerdo

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

20 Ene 2020 | 2:40 h
El hombre dijo estar "furioso" pues pensó que el oso lo iba a comer. Fuente: foto referencial.
El hombre dijo estar "furioso" pues pensó que el oso lo iba a comer. Fuente: foto referencial.

Bryan Berg, de Estados Unidos, se llevó las garras del animal a sabiendas de que es algo considerado ilegal en el estado de Montana.

Un hombre de Montana (Estados Unidos) mató a un oso en su intento por defenderse de él y le cortó las garras para tenerlas como recuerdo, según expedientes judiciales.

El incidente ocurrió en 2017, dentro del Área Silvestre de Bob Marshall, en Montana, Estados Unidos. Bryan Berg afirma haber sido atacado por un oso grizzly, al que mató de un disparo cuando trataba de defenderse. Acto seguido, el hombre cortó las garras del animal y empujó su cadáver hacia la ladera de la montaña, de acuerdo con el diario Flathead Beacon.

PUEDES VER Jinete sufre violenta caída de su caballo durante competencia de doma [VIDEO]

“Yo estaba tan furioso con él porque iba a comerme, sabía que lo iba a hacer”, relató el individuo a las autoridades en una entrevista realizada en 2018. “Así que básicamente dije: ‘Oye, tú’ y le corté sus garras. Lo hice. Quería conservarlas como un recuerdo”, manifestó.

Tras deshacerse del cuerpo del animal, Berg se llevó las garras al estado de Washington, según los fiscales del caso. El hombre nunca reportó haber matado al oso, como lo exigía la ley; al año siguiente, él confesó no haberlo hecho porque estaba “aterrado”, señalando además que sabía que el transporte ilegal de garras de oso es considerado un delito.

PUEDES VER Perro pitbull muere luego de ser maltratado por su dueño y por dos policías [VIDEO]

Durante la entrevista con los agentes, el individuo entregó las garras del animal, así como una serie de fotos y videos de la escena.

El jueves pasado, Berg se presentó ante el Tribunal del Distrito de Missoula, Montana, luego de declararse culpable por el delito mencionado. Un juez lo sentenció a tres años de libertad condicional, durante los cuales no podrá cazar, pescar ni atrapar animales. El hombre de Estados Unidos también deberá pagar una indemnización de 5 000 dólares.

Video Recomendado

Lazy loaded component