Popeye, sicario de Pablo Escobar, padece un cáncer incurable

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

10 Ene 2020 | 11:47 h
'Popeye’ fue acusado de 300 asesinatos ordenados por Pablo Escobar, cuando formaba parte del Cártel de Medellín. (Foto:Pulzo)

Jairo Velásquez, quien fuera uno de los hombres de confianza del narcotraficante Pablo Escobar, tiene un cáncer al esófago en fase terminal.

John Jairo Velásquez, quien fue uno de los sicarios más importantes del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, padece un cáncer de esófago en estado IV, con metástasis en pulmones, hígado y otros componentes abdominales, por lo que es considerado incurable.

Según información obtenida por El Tiempo de Colombia, “Popeye”, de 54 años, se encuentra hospitalizado en el Instituto Nacional de Cancerología de Bogotá, en donde viene recibiendo tratamientos paliativos, pues solo es cuestión de meses para que fallezca.

PUEDES VER Enfermo y olvidado: los seis primeros meses del Chapo Guzmán en la prisión más “infernal” de EE. UU

El medio local también informó que se le sometió a una gastrostomía (cirugía para poder alimentar) y que se le aplican medicamentos para controlar algunos síntomas y minimizar el avance del tumor.

John Jairo Velásquez, alias “Popeye”, fue uno de los hombres más cercanos de Pablo Escobar. Ha estado cumpliendo condena, incluso antes de la muerte de Escobar en 1993 por delitos de terrorismo, narcotráfico y asesinato, incluido el de su propia esposa tras una orden de Escobar.

PUEDES VER Narcos: México: revelamos 5 datos insólitos acerca de la popular serie

En el 2014, Velásquez salió libre luego de 24 años tras las rejas, pero en el 2018 volvió a la cárcel debido a un proceso por extorsión y asociación para delinquir, después de que unas familias de la región de Antioquía lo denunciarán tras recibir presiones para que pusieran a su nombre una serie de propiedades que en el pasado se adquirieron por medio de actividades ilícitas.

En mayo de 2019, la fiscalía colombiana dictó orden de prisión efectiva por el magnicidio del director del diario El Espectador, Guillermo Cano Isaza, en 1986. Dicha medida se tomó debido a la presencia de nuevos testimonios y colaboradores del extinto cartel de Medellín que lo indicaron como coautor del asesinato.

Video Recomendado

Lazy loaded component