Bebé muere luego que doctores confundieran síntomas de su sepsis con un resfriado

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

22 Dic 2019 | 1:57 h
El pequeño tenía 48 días de nacido. Fuente: foto referencial.

“La forma en la que Luchii fue tratado fue absolutamente chocante”, señaló su indignada madre, quien aseguró que el incidente fue “evitable”.

Un bebé de menos de dos meses murió luego de que los doctores que lo atendieron confundieran los síntomas de la sepsis que tenía con un resfriado. El hecho ocurrió en Kent, Inglaterra, en el Reino Unido.

Laura Cooke había dado a luz al pequeño Luchii el 26 de octubre. A las cinco semanas, el niño presentaba erupciones cutáneas y tenía dificultades para respirar.

PUEDES VER Pagó 32 mil dólares por cirugía plástica que salió mal y terminó con cuatro senos

Inmediatamente, los padres del menor lo llevaron a un hospital, donde se les dijo que el bebé simplemente tenía una bronquiolitis y que “no había nada de qué preocuparse”. No obstante, el pequeño fue empeorando y tuvo que ser llevado de nuevo a urgencias; allí volvieron a mandarlo a casa diciendo que tenía un resfriado y recetándole unas gotas salinas.

Lejos de mostrar mejoría, el pequeño perdía la conciencia, presentaba piel moteada y su orina era de un color oscuro. El 6 de diciembre, la mujer llamó a una ambulancia y llegó al hospital al mediodía, pero debió esperar hasta las 6 de la tarde para que hubiera una cama disponible. Mientras esperaban, el niño recibió un examen de gas en la sangre.

PUEDES VER Se puso implantes en los senos, pero cirugía plástica falló y terminó en coma

Los resultados no fueron alentadores: un doctor le dijo a la señora que el menor requería un tratamiento urgente contra la sepsis. La desconsolada mujer oyó a uno de los pediatras decir: “¿por qué no me trajeron a este niño antes?” Poco después, el corazón del niño se detuvo, y luego de cuarenta y cinco minutos, Luchii falleció.

“La forma en la que Luchii fue tratado fue absolutamente chocante”, declaró la madre al Daily Mail. “Esto fue completamente evitable. Las navidades no serán las mismas para nosotros. Esto ha destrozado nuestras vidas”, afirmó.

Video Recomendado

Lazy loaded component