Pechos al aire

“¿Fascistas? Sí, tus intolerantes vecinos, que duermen cerca de nosotros, esos que insisten en llegar al nuevo congreso disfrazados de lo que sea"

Eloy Jáuregui
19 Nov 2019 | 3:09 h

No conocía a la artista chilena Mon Laferte. Soy su hincha ya. “Mi cuerpo libre para una patria libre”, decía en los Grammy latinos mientras mostraba sus pechos al aire. Aquello es dignidad de artista. Como los de la selección de Chile que se negaron a jugar con Perú. Ciudadanos antes que todo. Y solo al Juanchi Cominges lo vi en ese talante cuando murió Fidel.

Pero los fascistas jamás lo entenderán. Obtusos, siguen viviendo en el pasado infame. No hablo de los columnistas de mi país, me refiero a esos del club y la parroquia. De la pollada y la kermese. Aquellos que al leer: “En Chile torturan, matan y violan” más un pañuelo verde a favor de la legalización del aborto, pone el grito al cielo pero aplauden a las fujimoristas Beteta o Arimborgo, o su versión boliviana, Jeanine Áñez.

¿Fascistas? Sí, tus intolerantes vecinos, aquellos que duermen cerca de nosotros, esos que insisten en llegar al nuevo congreso disfrazados de lo que sea. Entonces los sábados no se pierden a Chibolín y organizan otra marcha “Con Mis Hijos No Te Metas”.

Y se puede ser ultraconservador en el Perú del siglo XXI. Y sí. Equivocado, pensaba que los pobres en mi país eran de izquierda. Y no. Al contrario, todos sueñan con ser gerentes. Así las cosas, admiro a Laferte. Por inteligente y valiente. Ojalá todas fueran como ella.

Video Recomendado

Lazy loaded component