‘La masacre de Todos Santos’: conoce la historia que tiñó de sangre el 1 de noviembre en Bolivia

Golpe de Estado protagonizado por el coronel Alberto Natusch en 1979 es recordado por ser el más sangriento de la historia de Bolivia.

La masacre de Todos Santos tiñó de sangre la historia de Bolivia en 1979
La masacre de Todos Santos tiñó de sangre la historia de Bolivia en 1979
Mundo LR

El 1 de noviembre de todos los años se suele celebrar el ‘Día de Todos los Santos’ en diversas partes del mundo. Sin embargo, esta fecha toma otro sentido en Bolivia, puesto que en ella se desarrolló la masacre más sangrienta que se haya visto en toda su historia.

PUEDES VER: OEA inicia auditoría luego de las cuestionadas elecciones en Bolivia

La masacre de Todos Santos fue el inicio de la etapa de los gobiernos militares en Bolivia. Estos mismos culminarían en 1981 con la caída de Luis García Mesa y la muerte de diversos políticos.

Todo inició la madrugada del 1 de noviembre de 1979 con el traslado de tropas a los regimientos de Tarapacá e Ingavi por orden del coronel Alberto Natusch.

Sin embargo, la movilización de fuerzas de Natusch fue interceptada por miles de pobladores quienes tomaron conocimiento de lo que estaba pasando gracias a un comunicado emitido por las radioemisoras de Bolivia.

La masacre de Todos Santos tiñó de sangre la historia de Bolivia en 1979

Los pobladores tomaron las principales calles bolivarianas y contuvieron las tropas militares durante dos semanas aproximadamente. La Paz, Cochabamba y los centros mineros fueron los lugares principales donde se desarrollarían los enfrentamientos.

Otras zonas como el Cementerio General, Munaypata, Villa Victoria y Ballivián de El Alto sorprendieron a las fuerzas de Natusch con barricadas. Se dice que estas fueron preparadas por ciudadanos y estudiantes que siguieron las órdenes de la Central Obrera Boliviana (COB).

A pesar de todos los esfuerzos, la resistencia militar logró tomar la Plaza Murillo. Finalmente se lograron instalar en el frontis de lo que alguna vez fueron el Parlamento y el Palacio de Gobierno; esto se consiguió luego de una masacre que dejó sangre por todo el lugar.

PUEDES VER: Al menos dos muertos dejan las protestas por crisis política en Bolivia [VIDEO]

La masacre de Todos Santos tiñó de sangre la historia de Bolivia en 1979

Algunos manifestantes que sobrevivieron ese día, denunciaron que todas las concentraciones humanas fueron acribilladas por las ametralladoras de los aviones de la Fuerza Aérea de Bolivia (FAB).

Después del golpe, Alberto Natusch, se convirtió en presidente de Bolivia por tan solo 16 días. Antes de alejarse del poder, Natusch, pediría al Congreso que no se tomaran represalias contra los golpista y que eligieran a un nuevo Presidente.

La persona que tomaría el lugar de Natusch sería la diputada Lidia Guelier. Ella asumiría el cargo de presidenta interina de Bolivia hasta el 17 de julio de 1980 donde García Mesa tomaría el poder a través de un golpe militar que, si bien, fue violento, no se compararía a la masacre desatada el 1 de noviembre de 1979.