Descubren extraño sapo que se disfraza de víbora para evitar ser cazado [FOTOS]

Científicos observaron al anfibio por más de diez años y notaron su radical transformación en una venenosa serpiente para camuflarse de sus depredadores.

Científicos observaron al anfibio por más de diez años y notaron su radical transformación en una venenosa serpiente para camuflarse de sus depredadores.

La República
16 Oct 2019 | 16:40 h

La naturaleza es impresionante. Un grupo de investigadores de la Universidad de Texas (EE. UU.) dieron la vuelta al mundo con su minuciosa investigación a una especie de sapo africano gigante que descubrieron tenía la característica física de disfrazarse de una cabeza de víbora para esconderse de sus depredadores en la peligrosa sabana africana.

Los científicos que estudian al anfibio observaron el acto del sapo durante diez años y creen que la especie exhibe la “mímica batesiana”, un fenómeno por el cual dos o más especies son similares en apariencia, pero sólo una de ellas está armada con mecanismos de defensa frente a los depredadores (espinas, colmillos, químicos tóxicos o sabor desagradable), mientras que su doble, carece de estos rasgos.

PUEDES VER: Qué es el Cyberbullying y cómo se puede prevenir a propósito del caso de la estrella de K-Pop, Sulli

El sapo gigante congoleño (Sclerophrys Channingi) imita la apariencia y el comportamiento de una de las víboras más grandes de África para evitar ser devorado. ¿Cuáles son sus características físicas? El animal tiene una franja de color marrón oscuro que se extiende por su espalda y la forma triangular del cuerpo dan la apariencia de una serpiente venenosa.

El Dr. Eli Greenbaum, de la Universidad de Texas en El Paso, dijo: “Nuestro estudio se basa en diez años de trabajo de campo y en la observación directa de investigadores que tuvieron la suerte de ver el comportamiento del sapo de primera mano”, comentó.

“Estamos convencidos de que este es un ejemplo de mimetismo batesiano, donde una especie inofensiva evita a los depredadores al pretender ser peligrosa o tóxica”. Los estudiosos tuvieron similitudes en la apariencia del sapo, que se encuentra en las selvas tropicales de África central, y la víbora, que está más extendida en África central, oriental y meridional.

Científicos observaron al anfibio por más de diez años y notaron su radical transformación en una venenosa serpiente para camuflarse de sus depredadores.

Video Recomendado

Lazy loaded component