BONO 350 YANAPAY - Consulta si eres beneficiario del subsidio

Mamá encerró a su hijo de 3 años, lastimó sus genitales con un alicate y lo privó de comida

Brittany Lippincott (299 confesó haber cometido abusos contra su pequeño. Menor fue encontrado en su casa desnutrido y herido de manera brutal.

Foto: Difusión.
Foto: Difusión.
Mundo LR

Frente al Tribunal del Condado de Marion, en Estados Unidos, Brittany Nicole Lippincott (29) confesó este martes las atrocidades que cometió contra su pequeño de tres años.

Ella se declaró culpable ante el juez Patrick N. Wilson por el delito de maltrato infantil con riesgo de muerte.

PUEDES VER Otorgan Premio Nobel de Medicina a investigadores que descubrieron cómo las células se adaptan a la falta de oxígeno

Cinco meses atrás, en mayo de este año, la policía del condado y los trabajadores del Departamento de Salud y Recursos Humanos de Estados Unidos recibieron una denuncia anónima —“Tienen niños encerrados”— y acudieron a su casa.

Lo que hallaron fue aterrador: su hijo reveló que ella había lastimado sus genitales con un alicate, y que lo dejaba de hambre por varios días.

Brittany Nicole Lippincott. Foto: Difusión.

El menor contó con detalle a los policías cómo le dejaban “morir de hambre”, mientras sus padres se sentaban en la mesa, comían y le decían que “no era su turno”.

Además, los agentes encontraron droga en bolsas de plástico, por lo que se procedió a la detención.

De acuerdo al informe policial, publicado por el Times West Virginia, el menor pesaba solo diez kilos y tenía la apariencia demacrada, pálida, con moretones cerca del ojo y la boca.

Por ello, fue transportado al Centro Médico Regional de Fairmont (Estados Unidos) donde los médicos apuntaron que "no tenía glúteos formados, sino piel flácida”.

PUEDES VER Atentado en Afganistán deja al menos 10 muertos y 27 heridos

Debido a la gravedad del caso, el pequeño fue derivado al Hospital Ruby Memorial en Morgantown para recibir tratamiento adicional.

Brittany Nicole Lippincott. Foto: Difusión.

Brittany Nicole Lippincott, quien permanece bajo custodia hasta que sepa su sentencia, confirmó sus vejámenes el último martes.

El informe policial indicó también que vendía drogas en su casa a menores de edad.

Ella, natural de Fairmont, Virginia, dijo que su hijo necesitaba ayuda y atribuyó las condiciones en las que se encontraba con una “enfermedad no diagnosticada” por el momento.