Niña de cuatro años es abusada sexualmente en baño de McDonald’s en paseo escolar

En Estados Unidos. Al ver que no regresaba al área de juegos, los cuidadores llamaron a la puerta del baño y un hombre de 37 años fue quien salió de los servicios higiénicos.

Niña estaba en el área de juegos cuando tuvo que ir de urgencias al baño. Foto: difusión.
Niña estaba en el área de juegos cuando tuvo que ir de urgencias al baño. Foto: difusión.
La República
4 09 2019 | 21:52h

Estados Unidos. Los padres de una niña de cuatro años de edad denunciarán a la escuela de la pequeña, luego que la menor haya sido violada sexualmente en el baño de un McDonalds durante un paseo escolar.

La niña dejó el área de juegos y a sus cuidadores para caminar hacia el baño del gigante de la comida rápida el pasado 16 de julio. El hecho ocurrió en Estados Unidos, Oklahoma.

PUEDES VER Nacho Vidal cuenta la verdad sobre su salud: “Me sacaré sangre en directo para que vean que no tengo SIDA” [VIDEO]

Uno de ello fue a verificar el baño, ya que la niña no regresaba a donde estaba el grupo en McDonalds. La mujer comenzó a llamar a la puerta sin saber que la pequeña estaba siendo violada sexualmente.

Un hombre identificado como Joshua David Kabatra, de 37 años, fue quien abrió la puerta del baño de McDonalds con los brazos en alto y dijo que se estaba lavando las manos.

Luego de ello, la niña les dijo a sus cuidadores que el hombre la había violado sexualmente.

Kabatra le dijo a la policía de los Estados Unidos que había estado en el área de juego cuando se sintió enfermo, así que abrió la puerta del baño y vomitó en el lavabo mientras la niña estaba sentada en el baño.

Los padres de la niña ahora llevan a una escuela cristiana a los tribunales, culpando a sus cuidadores por haberla dejado sin supervisión.

Estados Unidos.

Una demanda presentada por la familia alega que la guardería "imprudentemente y negligentemente permitió que la víctima resultara violada”.

También busca una indemnización por daños, incluyendo facturas médicas, dolor y sufrimiento, y angustia emocional.

Después del ataque, Kabatra fue acusado de un cargo de violación sexual en primer grado por instrumentación y dos cargos de actos indecentes o lascivos con un niño menor de 16 años.

Al ser entrevistado, negó haber tocado a la niña y aceptó hacerse una prueba de detector de mentiras.

La policía informó que después de que le dijeron que la víctima se sometería a un examen por agresión sexual y luego dijo: “solo voy a decir que supongo que lo hice”.

Video Recomendado