Agujeros de gusano, la teoría que seduce a la ciencia | Foto: Difusión
Agujeros de gusano, la teoría que seduce a la ciencia | Foto: Difusión

¿Es posible construir un agujero de gusano? Astrofísico tendría al fin la fórmula [VIDEOS]

Ciencia. Estos túneles del espacio-tiempo nos permitirían viajar a través de las inconmensurables distancias del universo, según hipótesis científicas

La República
01 Sep 2019 | 15:35 h

Los puentes Einstein-Rosen, popularmente conocidos como agujeros de gusano, son regiones hipotéticas del espacio-tiempo por donde podríamos transportarnos en el universo, ignorando las distancias. Al respecto, el astrofísico Paul Sutter, de la Universidad estatal de Ohio, parece tener el manual para crear uno.

Sutter, también educador en ciencias, en un artículo publicado en la revista Live Science, expuso que la idea de construir un agujero de gusano es posible, pero con túneles o accesos inestables. “En cuanto se enviara un solo fotón a través del agujero, éste se colapsaría a una velocidad mayor que la de la luz”, sostuvo.

PUEDES VER Encuentran una sustancia extraña en la cara oculta de la Luna

Otro texto especializado publicado en arXiv por un grupo de investigadores sugiere a los siguientes ingredientes —como si fuese una preparación casera—: dos agujeros negros y una inmensa cuerda cósmica. De esta forma, el puente Einstein-Rosen sería más estable, incluso existe la probabilidad de mandar mensajes y objetos, aunque colapsaría después.

Para Sutter construir un agujero de gusano es “sencillo”, de acuerdo a la Teoría de la Relatividad, pues el tejido espacial puede deformarse. Solo se necesitaría “una determinada y muy especial configuración de materia y energía permitiría la formación de un túnel”, dijo.

PUEDES VER [VIDEO] ¿Vida en Marte? NASA enviará el primer helicóptero que explorará el planeta rojo

La segunda opción es mucho más fantástica: unir un agujero negro (puerto de entrada) con un agujero blanco (puerto de salida), región del espacio que expulsa todo, pero de existencia dudosa.

“Afortunadamente algunas matemáticas inteligentes revelan una posible solución: un agujero negro cargado. Los agujeros negros pueden llevar una carga eléctrica, (...) y el interior de un agujero negro cargado es un lugar bastante extraño, donde la singularidad (que normalmente es el punto central de un agujero negro) aparece estirada y distorsionada”, prosiguió el científico.

Esto, en consecuencia, le permitiría formar un puente hacia otra región finita con carga opuesta. Parece el camino más adecuado, tomando en cuenta las probabilidades a favor.

Albert Einstein, Hidekei Yukawa (Nobel de Física en 1949) y John Wheeler, quien acuñó el término 'agujero de gusano' | Foto: Difusión

PUEDES VER El asteroide metálico donde la NASA busca pistas sobre el origen de la Tierra

Opción desesperada: las cuerdas cósmicas

Las cuerdas cósmicas, según las conjeturas, son defectos del universo surgidos a partir del Big Bang hace 13 800 millones de años. “No querrás encontrarte nunca con una, ya que te cortarían por la mitad como un sable de luz cósmico”, mencionó Paul Sutter con ironía.

Si bien son peligrosas, la clave del viaje soñado por los confines del espacio radica en sus enormes tensiones. El astrofísico agregó: “Esencialmente, los extremos distantes de la cuerda cósmica actúan como dos equipos opuestos de tira y afloja, reteniendo a los agujeros negros”. Sin embargo, una vez más, el problema del colapso no es ajeno.

Video Recomendado