Mundo

Dejó la Medicina para ser actriz de cine para adultos: “Estoy orgullosa, no me avergüenza”

Hace cinco años, Silvia Saige cambió los consultorios por las locaciones donde produce cine para adultos. “Tengo un título universitario, pero elegí el sexo”, dijo en un sincero testimonio donde aborda su vida familiar.

Foto: Instagram.
Foto: Instagram.

Acostumbrada a destacar en las clases, Silvia Saige estudió Medicina y, antes de terminar la carrera, ya había conseguido trabajo como radióloga.

No le incomodaba esa especialidad, encargada de generar imágenes del interior del cuerpo: sus pacientes la preferían, ganaba un sueldo modesto. Sin embargo, decidió que era un momento de cambio.

Se mudó a Los Ángeles (Estados Unidos) para perseguir su pasión por el stand-up comedy, pero después de unos meses hizo otro gran movimiento que cambiaría su vida para siempre: se convirtió en una estrella del cine para adultos.

Foto: Instagram.

Con 35 años y una cuenta bancaria que puede llegar a aumentar, cada hora, en unos mil euros, Silvia Saige afirma que ama su trabajo, pero el impacto que ha tenido en sus padres todavía la “lastima”.

"La parte más difícil es saber que mi familia está lidiando con mi carrera tanto como yo. Quiero que mis padres estén tan orgullosos de mí como lo estaban cuando trabajaba en medicina”, dijo al diario Mirror.

"Nunca quise que se sintieran fracasos. Tengo un título universitario, pero elegí el sexo. Me encantaría que mi familia esté orgullosa de mí y me presente como su hija que trabaja en el sexo, en lugar de tener que ir a reuniones familiares y fingir que soy otra persona”, comentó.

En una industria que al año genera hasta 14 mil millones de dólares, según datos del FBI y de diferentes organizaciones, Silvia Saige se siente orgullosa de su trabajo.

"Mi padre es más comprensivo que mi madre, que es religiosa. Obviamente él dice que como su hija desea que yo no lo estuviera haciendo. Él entiende que estoy a salvo, feliz y tomando buenas decisiones. No hablamos de los detalles", comentó.

Foto: Instagram.

La privacidad, desde luego, ha sido una de las cosas que ha ido perdiendo. "Ya no hay nada en mi vida que sea privado. Todo está ahí… es muy liberador. Es bueno saber que no hay nada que alguien tenga sobre mí porque lo he expuesto todo", comentó.

Con cinco años en la industria porno, Silvia Saige asegura su trabajo le ha abierto muchas puertas, y ahora también presenta su propio programa: un podcast sexual. Con esto pretende derribar las connotaciones negativas sobre el sexo y la industria del cine para adultos.

Ahora hace entre tres y cinco escenas a la semana, y puede ganar alrededor de mil euros por vez.

“Todo es muy rápido, pero se vuelve tan rutinario que ya ni siquiera pienso en ello. Simplemente se convierte en parte de mi trabajo”.

Foto: Instagram.

Silvia Saige cree que su trabajo tiene un grave impacto en su vida amorosa, pues está soltera desde hace 10 años.

"Hay un factor de vergüenza que lo rodea. No quiero estar con alguien que me oculte, sino que se sienta orgulloso. Creo que todos luchamos con las relaciones", dijo.

Pese a esto, ella está feliz de haber cambiado la medina por la industria del cine para adultos: “Creo que hay un mensaje más grande que debe salir. Estoy muy feliz de ser la persona que lo haga”, finalizó.