Hombre ebrio decapita a su sobrino con una motosierra mientras “soñaba que cortaba cocos”

27 Ago 2019 | 9:11 h
El asesino trabajaba como operador de motosierra en una obra. Su sobrino en construcción. Foto: referencial
El asesino trabajaba como operador de motosierra en una obra. Su sobrino en construcción. Foto: referencial

Según la policía de Filipinas, el relato del único testigo del asesinato es aterrador: el hombre "manejaba la motosierra con los ojos cerrados”.

Un asesinato que conmocionó a Filipinas. Un hombre completamente ebrio decapitó a su sobrino con una motosierra mientras el joven dormía.

Roger Paje, el acusado, le dijo a la policía que no estaba consciente de lo que hacía y que mientras cometía el delito soñaba que cortaba un árbol de coco.

PUEDES VER Declaran víctimas a hermanas rusas que mataron a su padre porque las violaba [FOTOS]

Según el diario La Estrella de Filipinas, el hecho ocurrió el último domingo 25 de agosto por la tarde. Roger Paje estaba libando licor con su sobrino Eduardo Rosquitos y su amigo Edgardo Cañete hasta que se quedaron dormidos en el suelo de la casa del acusado.

Eduardo Rosquitos, de 30 años, fue asesinado mientras estaba desmayado en el piso de concreto de la casa de su tío.

Filipinas

Edgardo Cañete, el testigo y uno de los que estaba en la casa al momento de la tragedia, le dijo a la Policía de Filipinas que se sorprendió con el sonido de la motosierra prendida y luego observó la cabeza del joven separarse de su cuerpo.

La víctima era trabajador de construcción, según recoge el diario. Su tío Roger Paje lo asesinó cortándole la cabeza, pero también le mutiló las manos.

El testigo, aterrorizado, saltó por la ventana de la casa ubicada en el pueblo de Bool Feast, en la isla Biliran.

PUEDES VER Estados Unidos: Ejecutan a asesino serial de homosexuales [VIDEO]

La Policía de Filipinas arrestó a Roger Paje por el delito de asesinato en contra de Edgardo Rosquitos.

Este dijo que no sabía lo que hacía porque soñaba que cortaba un árbol de coco mientras decapitaba a su sobrino.

Cañete, el testigo, dijo a los agentes que Roger Paje tenía los ojos cerrados mientras cometía el asesinato.

Video Recomendado

Lazy loaded component