Casa pintada con emoticones gigantes origina disputa entre vecinos en EE.UU.

La dueña manifestó que lo hizo para darle “alegría” a la calle, pero para los vecinos es una provocación. El caso ha sido denunciado en el ayuntamiento local.

El pintar una casa de rosa y con emoticones ha generado controversia en Manhattan Beach. Foto: Twitter/@GeneNBCLA
El pintar una casa de rosa y con emoticones ha generado controversia en Manhattan Beach. Foto: Twitter/@GeneNBCLA

Pintar una casa de rosado y con dos gigantes emoticones ha generado toda una disputa entre los vecinos de la localidad de Manhattan Beach, Estados Unidos.

Su propietaria, Kathryn Kidd, aduce que lo hizo para darle un “mensaje de alegría” a la calle, sin embargo, un grupo de residentes del lugar indican que aquello es una provocación. Hay toda una historia detrás del peculiar enfrentamiento.

PUEDES VER Atleta de EE.UU. que ganó el oro se arrodilló como protesta al racismo en el gobierno de Donald Trump [VIDEO]

El problema data de mayo, cuando Kidd rentaba su vivienda vía AirBnB, un conocido portal de alquiler para turistas. Esto, sin embargo, está prohibido en Manhattan Beach, por lo que fue denunciada por sus vecinos. Todo culminó con una sentencia de pago de una multa de 4.000 dólares.

Semanas después, la residencia fue pintada con dos grandes emoticones: uno que tiene los ojos en blanco y la lengua colgando, como si estuviera en estado de delirio y el otro con una boca cerrada por un cierre.

Para un grupo de vecinos, esto es una clara alusión a ellos y un mensaje ofensivo. Susan Wieland, una de las denunciantes, indicó que siente que el pintar a una de las caras con enormes pestañas postizas es una clara referencia a ella.

PUEDES VER Hambriento hipopótamo quiere comer con feroces leones, se acerca y sucede lo increíble [VIDEO]

Por su parte, Kathryn Kidd, negó que sea así. “Acá todo el mundo está triste, deprimido, siempre están preocupados por los asuntos de los demás. Quería enviar un mensaje de alegría, colorido y positivo”, indicó al portal Easy Reader News.

Si bien la propietaria manifestó que su intención no es referirse a sus vecinos, la molestia ha llegado al punto de que los aludidos presenten el tema ante el ayuntamiento para exigir que se borren los dibujos de la casa.

Por el momento se espera que las autoridades de Estados Unidos evalúen el caso teniendo en cuenta las normas vigentes.

Lazy loaded component