LO ÚLTIMO - Minsa y expertos evaluarán este martes condiciones para aplicar tercera dosis contra la COVID-19

Cambio climático podría ser la causa de la rápida propagación de enfermedades infecciosas

Enfermedades como el zika y el ébola podrían afectar a casi mil millones de personas para el año 2080, según analistas.

Cabe destacar que la organización Moderna Inc. tiene en su haber una vacuna contra el zika.
Cabe destacar que la organización Moderna Inc. tiene en su haber una vacuna contra el zika.

El cambio climático es una realidad latente que se intensificaría para el año 2080. El panorama que se avizora es desalentador respecto a las enfermedades infecciosas que podrían perjudicar a los seres humanos. Sin embargo, los fabricantes de medicamentos podrían salir beneficiados.

Debido a las altas temperaturas en todo el mundo, la salud de casi mil millones de personas se vulneraría. Las personas podrían estar más propensas a contraer enfermedades como el zika y el ébola.

PUEDES VER África: dos millones de habitantes en riesgo de contagios por brote del ébola

La rauda propagación de enfermedades infecciosas podría tener como causa al cambio climático. Según los analistas dirigidos por el especialista en atención médica Matthew Harrison, Europa sería el más perjudicado.

La demanda de vacunas que habría para el año 2080 sería cuantiosa. Según Morgan Stanley, el mercado de enfermedades infecciosas de US$ 500,000 millones podría ver un aumento de US$ 125,000 millones.

La proyección de los tratamientos de infecciones provocado por las altas temperaturas tendría un precio más alto debido a la complejidad de los mismos.

PUEDES VER Misterioso virus que se propaga en Bolivia ha cobrado la vida de tres personas

Las organizaciones que fabrican vacunas están preparadas ante la proliferación de enfermedades infecciosas. Empresas como Sanofi, GlaxoSmithKline Plc y Merck & Co. ostentan recursos ya configurados para la producción a gran escala.

Cabe destacar que la empresa Moderna Inc. tiene en su haber una vacuna contra el zika y un tratamiento para el chikunguya en desarrollo de cara al 2080.