EN VIVO - Atlético Madrid vs. Liverpool: sigue el minuto a minuto del partidazo por Champions League EN VIVO - Real Madrid vs. Shakhtar Donetsk: minuto a minuto del partido por la UEFA Champions League

Hallan cabeza de mujer cosida al cuerpo de un hombre y otros macabros experimentos ilegales en un laboratorio

Un detalle hizo que agentes del FBI intervinieran este local y se llevaran una aterradora sorpresa. En su informe, dieron detalles exactos de lo que encontraron.

La Republica
FBI seguía una investigación desde hace muchos años atrás y logró dar un duro golpe. Foto: Twitter

Conmoción en Estados Unidos. Agentes del FBI intervinieron el Centro de Recursos Biológicos de Phoenix, Arizona, y encontraron una serie de macabros experimentos con cadáveres de personas junto a otras ‘terroríficas’ escenas.

Desde una cabeza de mujer cosida al cuerpo de un hombre hasta cubos llenos de genitales, brazos, pies y otras partes humanas que, según una denuncia realizada en 2014, eran comercializadas ilegalmente por el laboratorio.

PUEDES VER Envenenados, con hemorragia o tras un infarto: FBI investiga misteriosa muerte de 10 turistas en Punta Cana

Stephen Gore, el propietario del Centro de Recursos Biológicos de Phoenix, recibía a modo de donación los cuerpos para estudios médicos y científicos.

Sin embargo, según las primeras pesquisas de los agentes del FBI en Arizona, Estados Unidos, Gore los desmembraba y los comercializaba en el mercado negro por montos que iban desde los 500 dólares hasta los 5000 por un cadáver completo.

Según el portal 20 minutos, el FBI ya había intervenido el Centro de Recursos Biológicos de Phoenix hace cinco años atrás, pero las actividades ilícitas ya se venían realizando desde 2007, tiempo en el que muchas personas donaron los cuerpos de sus familiares.

PUEDES VER Envían amenaza de bomba por correo electrónico a varias organizaciones de EE.UU.

El parte de las autoridades reveló que al entrar al laboratorio de Stephen Gore “había charcos de sangre humana y fluidos corporales en el fondo del congelador”. Además, no habían etiquetas ni alguna otra forma de identificar a los cadáveres.

El cuerpo de una mujer había sido cosido al torso de un hombre y colgado en la pared como una especie de “broma enfermiza”, según testimonio de los agentes de los Estados Unidos.

Las tarifas variaban dependiendo de la parte del cuerpo, menciona el reporte del portal. Una cabeza costaba unos 500 dólares; una pierna, 1.100; un brazo, 750; un cuerpo entero podía llegar hasta los 5.000 dólares; e incluso vendían pies y rodillas sueltos por menos de 500 dólares.

Lazy loaded component