La Policía de Daytona Beach, en Florida (Estados Unidos), detuvo a John Bloodsworth luego de que varios testigos lo vieran en estado de ebriedad. Foto: Referencial.
La Policía de Daytona Beach, en Florida (Estados Unidos), detuvo a John Bloodsworth luego de que varios testigos lo vieran en estado de ebriedad. Foto: Referencial.

Desde muelle, padre en estado de ebriedad empuja al océano a su hijo de 5 años

Testigos contaron que, mientras el menor luchaba con las olas en una parte profunda del mar, su padre le gritaba repetidamente que aprendiera a nadar.

La República
19 Jul 2019 | 14:25 h

Estuvo a punto de convertirse en tragedia. Desde el muelle de la playa Daytona, en Florida (Estados Unidos), John Bloodsworth arrojó a su hijo de 5 años para que aprendiera a nadar. Después lo dejó a su suerte en el océano.

La Policía de Daytona Beach, en Florida (Estados Unidos), detuvo a John Bloodsworth luego de que varios testigos lo vieran en estado de ebriedad.

El hecho ocurrió en la localidad costera al norte de Orlando, en la que además está prohibido saltar desde los muelles. John Bloodsworth fue arrestado por el Servicio de Rescate Oceánico de Seguridad en la Playa del Condado de Volusia.

John Bloodsworth arrojó a su hijo de 5 años para que aprendiera a nadar. Foto: Difusión.

El detenido, que salió el martes de una cárcel del condado de Volusia tras pagar una fianza de $1,500, fue arrestado la noche del lunes con cargos por abuso infantil y conducta desordenada a raíz del hecho.

PUEDES VER Increíble lucha entre temible cocodrilo y hambrienta pitón tiene desgarrador final [VIDEO]

Varios testigos afirmaron ver al menor tratar de nadar en una parte profunda del mar cercana al muelle, mientras el padre le gritaba repetidamente que nadara.

Al ver el hecho, Mitch Brown, un exoficial de la Patrulla Estatal de Georgia que estaba de vacaciones en el balneario de Daytona, bajó del muelle hacia la orilla para ayudar al desesperado niño y confrontar al hombre.

“De una manera u otra tu vas a venir conmigo”, le dijo Brown a John Bloodsworth antes de entregarlo a un agente de la Policía local, según relató a la estación local WESH.

“El niño estaba aquí solo. Completamente solo. No había nadie a su alrededor, no había adultos. Me dije no puedo aguantar más esto. Así que bajé al muelle, bajé a la orilla y lo enfrenté yo mismo. El niño ya estaba visiblemente molesto y llorando, y no quería estar allí”, explicó Brown a la cadena CNN.

PUEDES VER Arrestan a hombre que abusó de una niña de 4 años en baño de restaurante de comida rápida

Una testigo, identificada como Ajla Babic, le dijo a la policía que vio cómo el niño luchó entre las olas durante al menos 15 minutos, mientras que su padre lo gritaba.

De acuerdo a un parte policial del condado de Volusia, Estados Unidos, John Bloodsworth alegó mientras estaba bajo custodia de las autoridades que estaba intentado enseñar a su hijo a nadar.

También confesó haber tomado cinco cervezas antes de ir a la playa, y no mostró preocupación por su pequeño, que lloraba a su lado.

John Bloodsworth lamentó que fuera a la cárcel “por ser genial” y aseveró además que estará “regresando al muelle para saltar todos los días”.

Con información de EFE y Univisión.

Video Recomendado