Hombre abusó de una cachorra y le produjo infección en sus genitales

La República
18 Jun 2019 | 15:15 h

La Policía Nacional ha calificado de 'vomitivo' este caso de maltrato animal ocurrido en España.

Atroz maltrato animal en España. La Policía Nacional de Santiago de Compostela ha calificado de 'vomitivo' un caso de abuso sexual contra una cachorra, según recoge el diario La voz de Galicia.

La denuncia fue realizada por un vecino de la calle Pena María, en la zona de As Cancelas, en ese municipio de España. La víctima es su mascota, de raza boxer.

PUEDES VER Salvan a 62 perros de morir en matadero para festival en China [VIDEO]

Según La voz de Galicia, el denunciante ha explicado que las reiteradas y graves infecciones que estaba padeciendo la cachorra hicieron que acudiera al veterinario. Al principio no conseguía determinar el origen de la enfermedad.

El veterinario investigó las continuas infecciones que afectaban, entre otras partes del animal, a la zona vaginal y concluyó que había sido víctima de abuso sexual. Según la demanda, le introdujeron "reiteradamente la mano en la vagina". 

El denunciante asegura que sorprendió al agresor abusando de la cachorra, y ha aportado un CD con imágenes de los hechos, que habrían ocurrido entre el 1 de julio del año pasado y el 28 de marzo del actual.

Además, según el diario, entregó a la Policía Nacional un informe del veterinario que atendió al animal en el que acredita que las reiteradas infecciones tienen su causa en la introducción reiterada de la mano del hombre en la vagina del animal.

¿Cómo se sanciona el maltrato animal en España?

El Código Penal de España castiga el maltrato animal con penas de cárcel de entre tres meses y un día a un año para todo aquel que "por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual".

PUEDES VER Conductor de tren detiene máquina para salvar a perrito encadenado a la vía [VIDEO]

En el caso de los maltratos graves, en los que se registra mediado ensañamiento, pérdida o la inutilidad de un sentido, órgano o miembro principal o los hechos se hubieran ejecutado en presencia de un menor de edad, las penas se impondrían siempre en su mitad superior.

España también regula el maltrato muy grave para casos en los que se hubiera causado la muerte del animal.

De ser así, la pena de prisión ascendería a un mínimo de seis meses y un máximo de dieciocho, así como a la inhabilitación especial de dos a cuatro años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para su tenencia.

Video Recomendado