WikiLeaks difunde video del gatito de Julian Assange observando la detención de su dueño

“Al menos el gato se salvó” dijo el abogado de Julian Assange tras la detención del fundador de WikiLeaks. Ahora, la web de filtraciones difundió imágenes del felino para demostrar que está seguro.

“Al menos el gato se salvó” dijo el abogado de Julian Assange tras la detención del fundador de WikiLeaks. Ahora, la web de filtraciones difundió imágenes del felino para demostrar que está seguro.

Julian Assange se separó de su famoso gato a finales del año pasado. Sin embargo, cuando fue sacado de la embajada de Ecuador en Londres el mundo se preguntó qué había pasado con su adorable mascota. WikiLeaks confirmó que el gato se halla a salvo, pues difundió un video en el que se observa al felino siendo testigo de la detención del hacker australiano que se convirtió en una de las mayores pesadillas de Estados Unidos.

El gato de Julian Assange saltó a la fama desde su cuenta de Twitter @embassycat y fue obsequio de los hijos del experto en informática cuando cumplió cinco años de reclusión en la embajada ecuatoriana en Reino Unido. A pesar de ello, su presencia en la sede diplomática no fue del todo bienvenida, puesto que su dueño no limpiaba adecuadamente sus excrementos y ello ocasionó amenazas de expulsión para el animal.

A fin de librarlo del peligro latente, Julian Assange decidió entregar a su único acompañante con el que vivía en una pequeña habitación. Su desinterés en asuntos de higiene personal generó el repudio de Ecuador, cuyo presidente, Lenín Moreno, lo calificó de “miserable hacker” y “malcriado”, al anunciar el fin del asilo diplomático que lo mantuvo alejado de la furia de Estados Unidos.

El gato de Julian Assange está a salvo, según WikiLeaks

"Podemos confirmar que el gato de Assange está a salvo. Assange pidió a sus abogados que lo rescataran de las amenazas de la Embajada [de Ecuador] a mediados de octubre [del año pasado]. Se reunirán en libertad", señaló el portal de filtraciones en su cuenta de Twitter

Aunque jamás tuvo un nombre, el gato de Assange es conocido como ‘el Gato de la Embajada’ y ya en octubre pasado el hacker australiano fue amenazado por los diplomáticos de Ecuador con entregar al animal a un asilo si él no alimentaba y limpiaba adecuadamente a su mascota. Él respondió entregando al felino a sus abogados.

Julian Assange libra batalla para evitar ser extraditado a Estados Unidos

El video de WikiLeaks fue acompañado del hashtag #NoExtradition, ya que Estados Unidos busca la extradición del fundador de la web de filtraciones. Ahora, se halla recluído en la prisión de Belmarsh, en el sureste de Londres.

El fundador de Wikileaks había sido detenido por la policía de Londres, después de que Quito le retirara el asilo diplomático, por haber violado las condiciones de su libertad condicional en 2012 cuando se refugió allí para escapar a acusaciones de agresión sexual en Suecia que no prosperaron.

Esa misma tarde, un juez lo declaró culpable de este delito, pasible de un año de prisión. Su condena será anunciada en una fecha por determinar.

El australiano fue sin embargo detenido una segunda vez en virtud de una petición de extradición de Estados Unidos por "piratería informática".

Assange rechazó ser entregado a la justicia estadounidense. El caso será examinado en una vista prevista el 2 de mayo.

El australiano va a "pelearse" contra esta demanda de extradición, declaró después de su comparecencia su abogada Jennifer Robinson. Para esta letrada, la detención de Assange "crea un peligroso precedente para los órganos de prensa y para los periodistas" de todo el mundo.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO