Caravana Migrante: nuevo grupo de hondureños se dirige a EE.UU.

La República
h

Según la policía de Honduras, casi un millar de personas se reunieron desde la tarde del martes en la central metropolitana de transporte para partir a Estados Unidos

Cerca de un millar de ciudadanos de Honduras partieron entre la noche del martes y el alba de este miércoles hacia Estados Unidos tras haber sido convocados por redes sociales para integrar una nueva "Caravana del migrante" desde San Pedro Sula.

Casi un millar de personas, según estimaciones de la policía, se reunieron desde la tarde del martes en la central metropolitana de transporte de la segunda ciudad de Honduras, situada 180 km al norte de la capital. 

PUEDES VER Trump descarta restablecer la separación de familias migrantes

A altas horas de la noche del martes, la mayor parte del grupo abordó microbuses, algunos pagando 12 dólares hasta Agua Caliente, en la frontera entre Honduras y Guatemala, otros 51 dólares hasta Tecún Umán, entre Guatemala y México.

Los restantes, unos 300, partieron caminando este miércoles por la orilla de la carretera hacia Agua Caliente, donde se paraban vehículos particulares o buses locales para llegar hasta la frontera.

La caravana, convocada a través de redes sociales, sorprendió a las autoridades que, junto a algunos expertos, esperaban que la nueva convocatoria fuera ignorada por los migrantes, como había ocurrido varias veces desde febrero.

"Estamos fregados"

Alexis Pérez, de 27 años, integra la caravana y se queja: "Estamos fregados (mal) con este gobierno, no hay empleo".

Desde el 13 de octubre, cuando salió la primera caravana con unas 2.000 personas, han partido al menos otras tres con personas que huyen del desempleo, la falta de oportunidades y del terror que siembran las pandillas y los narcotraficantes en los barrios.

La avalancha humana a la que se sumaron salvadoreños, guatemaltecos y mexicanos ha irritado al presidente estadounidense Donald Trump, quien incluso desplazó efectivos militares para bloquearles el paso en la frontera sur con México.

El nuevo movimiento migratorio, que incluye varias familias con niños, se produce en momentos en los que Trump busca endurecer la política migratoria, con el número de detenciones de migrantes indocumentados en fuerte alza en la frontera con México.

El pasado fin de semana, la secretaria de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, encargada del tema fronterizo, renunció en medio de las tensiones con el mandatario.

Trump viajó el viernes con Nielsen a la frontera con México, donde busca que se construya un muro que se extienda por los 3.000 kilómetros limítrofes. Allí aseguró que Estados Unidos "está lleno" y no puede recibir a los migrantes.