“Rompió el condón en secreto”: Hablan los novios del hombre que los infectó con VIH “por venganza”

Un documental presentó entrevistas con las cinco víctimas de Daryll Rowe, el estilista del Reino Unido que trasmitió el VIH a sus parejas “para vengarse”.

Un documental presentó entrevistas con las cinco víctimas de Daryll Rowe, el estilista del Reino Unido que trasmitió el VIH a sus parejas “para vengarse”.

Cinco víctimas de Daryll Rowe, el estilista condenado a cadena perpetua por tener sexo sin protección para transmitir el virus del sida, renunciaron al anonimato y brindaron su testimonio para un documental llamado 'El hombre que usó el VIH como arma'.

Rowe se convirtió en la primera persona condenada en el Reino Unido por infectar deliberadamente a otros con el virus. Inculpado en abril de 2018, él se embarcó en una campaña de "venganza" en la comunidad LGBTI luego de que le diagnosticaran VIH. A sus víctimas las citaba por la aplicación para gays, Grindr.

Lenny es uno de los cinco hombres que cuentan sus historias en el nuevo documental de la BBC. Después de dormir juntos, "las cosas se pusieron un poco raras", indica. De acuerdo a su declaración, Rowe se volvió "posesivo" e "insultante" en tan solo unos días, algo que empezó a enfriar la relación.

Cuando Lenny trató de bloquearlo y olvidarse de él para siempre, recibió una escalofriante llamada que le derrumbó su vida. "Dijo: te vas a quemar, eres un estúpido. Arranqué el condón, te tengo", recuerda que le dijo.

RU

Daryll Rowe fue sentenciado por contagiar a sus parejas con VIH, caso que sentó precedentes en Reino Unido pues es la primera vez que se condena ese acto.

Aunque inicialmente no tomó en serio la amenaza, dos semanas después visitó una clínica y dio positivo en la prueba de sangre: "Recuerdo que me dije a mí mismo, cómo puedo ser tan estúpido. Sentí que mi vida había terminado".

Fue entonces cuando la enfermera le contó que había visto a cuatro hombres con casos idénticos, todos relacionados con un escocés sin nombre. Lenny fue directamente a la policía de Sussex, donde relacionaron su experiencia con una serie de informes similares en el noreste del país.

RU

«Tengo VIH. Lol. ¡Ups!», fue uno de los mensajes de burla presentado por uno de los infectados, que mandó a sus exparejas luego de tener relaciones sexuales con él. 

Unos días después, el caso llegó a los medios: la policía arrestó a Rowe y lo entregó a la custodia de la Policía, quien descubrió que había atacado a cientos de otros hombres en aplicaciones de citas. Las autoridades realizaron, incluso, una advertencia de salud pública.

Los testimonios sinceros y reveladores de las víctimas, leídos en el tribunal, revelaron el efecto devastador del abuso psicológico que sufrieron. Los productores también hablaron con la madre adoptiva de Rowe, Jacqui, quien asegura que aún trata de entender los “crímenes” de su hijo.

RU

Varios de los afectados testificaron que Rowe saboteó los condones a la hora de tener relaciones y al siguiente día, se burlaba de las víctimas diciendo que estaban «infestados» con el virus.

Rowe fue condenado a cadena perpetua en abril de 2018. La jueza Christine Henson calificó los crímenes de "una decidida campaña de odio por violencia astuta". "Usted es la primera persona condenada por infectar a otras personas con VIH", dijo la magistrada.

Un informe psiquiátrico, leído en la corte, concluyó que los crímenes de Rowe tienen un alto nivel de sadismo y violencia y, como tal, corría un alto riesgo o causaba graves daños a la comunidad gay a través de delitos similares.

RU

Aunque en el transcurso del juicio Rowe negó infectar deliberadamente a los hombres, el jurado decidió declararlo culpable, por lo que fue sentenciado el 29 de enero.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO