"Dijeron que Nueva Zelanda era un paraíso", comentaron turistas

Josue Chavez
15 Mar 2019 | 10:11 h

Al enterarse del tiroteo en Nueva Zelanda, una pareja de turistas se conmocionó. La masacre ha cobrado hasta el momento la vida de 49 personas.

Una pareja de 25 y 24 años, de nombres Juan Acosta e Inés Jaume, tenían apenas diez días en Nueva Zelanda cuando escucharon el tiroteo. El atentado los tomó por sorpresa cuando arribaban a su academia de inglés, donde los jóvenes tuvieron que buscar refugio.

Ellos se encontraban a tan solo 600 metros de las mezquitas donde ocurrió la masacre. "Caminábamos y hemos visto muchos coches de policía, un revuelo que no comprendíamos. No nos han dejado entrar en la oficina donde debíamos entregar un papel", declararon a El Mundo.

PUEDES VER Tiroteo en Nueva Zelanda: fusil llevaba el nombre del neonazi que mató a Carlos Palomino [FOTOS]

"Nos han pedido que nos refugiáramos bajo techo, que no saliéramos a la calle" cuenta Juan Acosta. La matanza ha dejado por ahora un saldo de 49 vidas perdidas.

La pareja no entendía lo que sucedía. "Nosotros no sabíamos qué pasaba. Estábamos nerviosos porque hace solo diez días que estamos aquí para estudiar inglés. Entonces hemos buscado las noticias. Todo el mundo alucinaba porque en Nueva Zelanda nunca había pasado algo así y no se lo explicaban", agrega Acosta preocupado.

Familiares y conocidos les llenaron el teléfono con llamadas y mensajes para conocer si se encuentran bien, debido a la masacre.  "Estaban todos muy asustados, muy preocupados hasta que han contactado con nosotros", manifiesta Juan, quien todavía tiene ganas de mantenerse en Nueva Zelanda por seis meses junto a su pareja.

PUEDES VER Tiroteo en Nueva Zelanda: los motivos de Brenton Tarrant en el manifiesto racista [VIDEO]

La pareja ha permanecido durante dos horas en el bar en el cual encontraron refugio hasta que el tiroteo ha sido controlado. "Una camarera se ha ofrecido a traernos a casa. Volveremos a darle las gracias", comenta Acosta, pues no tenían como regresar a su vivienda, la cual está ubicada a cuatro kilómetros del centro.

"Nos dijeron que Nueva Zelanda era el paraíso y ha ocurrido esto. Nadie se lo explica. Estamos conmocionados", finalizó la pareja.

Video Recomendado