España: polémica propuesta del PP para mujeres inmigrantes que den hijos en adopción

La República
h

Partido Popular ha recibido duras críticas tras propuesta con miras a las elecciones generales del próximo mes en España.

El opositor Partido Popular español (PP, conservador) ha propuesto que las mujeres inmigrantes que estén en situación irregular no puedan ser expulsadas del país cuando vayan a dar un hijo en adopción y mientras dure este proceso, lo que ha levantado una oleada de reacciones políticas y sociales en contra.

Según explicaron a Efe fuentes del partido, es una medida que se aplica ya, por ejemplo, en la región de Madrid y que el PP quiere extender a toda España con una ley de apoyo a la maternidad si gobierna España después de las elecciones generales del 28 de abril próximo.

PUEDES VER España concederá residencia temporal a venezolanos por razones humanitarias

Agregaron que se trata de evitar, por razones humanitarias, que se utilicen los datos proporcionados durante el proceso de entrega en adopción como excusa para tramitar un expediente de expulsión, entre otros argumentos.

En plena precampaña electoral, el líder conservador, Pablo Casado, reiteró el pasado domingo que quiere apostar por la "cultura de la vida" con medidas fiscales, económicas y de apoyo a la familia, aunque sin citar esta medida, que ha generado polémica.

Pero Casado aseguró este jueves que es "víctima" de una "fake new" ("noticia falsa") cuando le atribuyen la medida de "blindar" la estancia en España de mujeres inmigrantes embarazadas que ofrezcan su bebé en adopción, algo que negó porque le parece "una barbaridad".

Defendió que lo único que pretende su partido es extender a todo el país una medida que ya funciona en las regiones gobernadas por el PP, basada en garantizar la confidencialidad a las mujeres que quieran entregar un bebé en adopción y evitar así el abandono.

Casado afirmó que está "absolutamente comprometido" con la defensa de las mujeres embarazadas para que, "en cualquier circunstancia administrativa", tengan "todo el apoyo" de la administración pública, "decidan lo que decidan".

PUEDES VER España acogerá al barco "Aquarius" con más de 600 inmigrantes a bordo [VIDEO]

Pero la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, la socialista Carmen Calvo, se preguntó en Twitter: "¿Qué clase de maternidad se defiende cuando se propone que los hijos sean separados de sus madres a cambio del algo? ¿En qué nos convertimos las mujeres entonces? Y sobre todo, ¿qué clase de humanidad se perfila? Falta feminismo".

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, la izquierdista Ada Colau, definió a los responsables del PP como "secuestradores de niños" en su cuenta de Twitter.

"Toda persona demócrata debe votar en las próximas elecciones para impedir que esta gentuza pueda llegar al poder", concluyó en alusión al PP.

El Partido Popular reaccionó a las críticas asegurando que su partido pretende "lo contrario" de lo que se le acusa, pues se trata de que este proceso "no sirva para iniciar un proceso de expulsión" y se proteja al menor y la mujer. Y negó que proponga no expulsar a las inmigrantes irregulares a cambio de que entreguen a sus hijos en adopción.

Los líderes de los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, también se mostraron escandalizados con la propuesta, de la que dijeron que supondría tratar a esas mujeres "poco menos que como proveedoras de hijos".