Madre sufrió severos moretones al proteger a su bebé de una tormenta de granizo

Fiona Simpson sufrió golpes de una tormenta de granizo al intentar proteger a su bebé.

Fiona Simpson sufrió golpes de una tormenta de granizo al intentar proteger a su bebé.

La ciudadana australiana de 23 años, Fiona Simpson, viajaba en un auto con su abuela y su bebé de 4 meses por la Carretera del Este del estado de Queensland cuando empezó una fuerte tormenta de granizo que hizo que la ventana trasera del vehículo cediera.

La abuela de Fiona se encontraba de copiloto y el menor en el asiento trasero, por lo que al momento que la ventana se rompió, la joven desabrochó su cinturón de seguridad y se lanzó encima de su hijo para protegerlo del granizo.

Tras pasar más de 30 segundos protegiendo a su bebé, intentó pasarlo al asiento delantero con su abuela, sin embargo, la ventana delantera también cedió por lo que intentó proteger a su abuela de la misma manera que a su hijo.

Luego de que la tormenta cesara, la mujer australiana siguió conduciendo pese a los golpes recibidos por todo el cuerpo mientras intentaban pedir ayuda. Al llegar al hospital, Fiona colapsó y entro en shock.

"¡He aprendido mi lección hoy, nunca conducir en una tormenta de granizo! Aparcamos a un lado de la carretera cuando la tormenta se hizo demasiado fuerte y el granizo sopló nuestras ventanas. Cubrí a mi bebé con mi cuerpo para evitar que se lesionara gravemente. Por favor, tengan cuidado en esta temporada de tormentas ", escribió Fiona Simpson en su Facebook personal, adjuntando fotos de cómo había quedado su cuerpo luego de los golpes por el granizo.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO