Contrató a empleadas domésticas, llegó a su casa y descubrió que estaban borrachas

La historia de Genevieve Snow fue narrada por ella a través de Facebook. Ahora, su tragicomedia está en todos los medios de comunicación en Estados Unidos.

La historia de Genevieve Snow fue narrada por ella a través de Facebook. Ahora, su tragicomedia está en todos los medios de comunicación en Estados Unidos.

En Estados Unidos, específicamente en Brooklyn luego que dos mujeres contrataran a dos empleadas domésticas para que limpiaran su hogar, sin embargo, cuando una de ellas regresó, una de ella estaba alcoholizada y la otra se había ido. La historia fue viral en Facebook.

Genevieve Snow denunció a través de Facebook que su compañera de departamento llegó al hogar y observó que tampoco habían limpiado su departamento y la persona alcoholizada estaba durmiendo en la cocina.

Además de ello, la empleada doméstica de una compañía llamada “Joannas Cleaning Service” se comió un helado que había en la refrigeradora de este departamento y causaron destrozos, narró Snow en una publicación de Facebook.

La dueña del departamento aseguró que los destrozos le pueden costar hasta 400 dólares y denunció que la compañía de empleadas domésticas se ha negado a asumir responsabilidad alguna.

Vale destacar que en  Facebook se observa como agentes de Nueva York interrogan a la supuesta borracha.

Aparentemente la mujer que causó el desastre había sido abandonada por su novio tras 19 años de casados y que también, ese día, había recibido la noticia de que su hija adolescente había quedado embarazada.

Snow dijo que desde el año 2013 había contratado a la empresa de empleadas domésticas sin problemas, hasta el pasado 27 de agosto, día del incidente.

Esa mañana, antes de irse al trabajo, Snow había dejado 180$ y 60$ de propina, pero cuando su compañera de departamento, Kristen Nepomuceno (28), abrió la puesto, la casa era un desastre y sólo estaban las empleadas domésticas, descalzas y borrachas.

Nepomuceno salió horrorizada del lugar y de inmediato llamó a la policía. Según el New York Post, cuando regresaron con el agente, una de las mujeres estaba sentada en el sofá comiendo helado.

La policía de Nueva York llevó a la mujer alcoholizada al hospital, pero no levantó ningún informe contra la limpiadora, ya que no había cometido ningún delito, por lo que le aconsejaron llevarla a una tribuna civil.

Según la compañía, a esa mujer la había despedido en el año 2017 y llegó a esa casa por su propia cuenta, con la ayuda de una exempleada doméstica que robó la lista de clientes.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO