China: extraen gusanos vivos del cerebro de hombre que comía carne cruda

En China. Durante los últimos meses un hombre de 26 años comenzó a sufrir ataques epilépticos. Al hacerse un chequeo médico, el doctor encontró lo impensado. 

14 Sep 2018 | 20:55 h

En China. Durante los últimos meses un hombre de 26 años comenzó a sufrir ataques epilépticos. Al hacerse un chequeo médico, el doctor encontró lo impensado. 

En China, un gusano 10 centímetros fue descubierto en el cerebro de un hombre de 26 años. El parásito fue extraído por los médicos en un hospital de la Unidad de Nanchang, así lo informó el diario South Morning Post.

Jian Liu, nombre del paciente y también de China, sufrió una serie de ataques epilépticos durante los últimos meses y debido a ello, se realizó un chequeo, pruebas de sangre y fue cuando descubrieron que tenía en su cuerpo un cestodo “Spirometro mansoni”.

"El gusano todavía estaba vivo cuando lo sacamos", dijo el doctor Wang Chunliang. "Era elástico, blanco por todas partes, y podía nadar".

Se creía que la criatura había encontrado su camino hacia el cerebro de Liu, luego de haber comido alimentos contaminados o poco cocido.

El amor de Liu por la comida a la parrilla, que comía regularmente, era la causa probable del problema. Dijo que en general había gozado de buena salud hasta los últimos meses, cuando comenzó a sufrir una serie de ataques epilépticos.

Guo Hui, presidente del Centro Neuromedical de Shanghai, dijo a South China Morning Post que estos casos a menudo se encontraban en áreas donde el suministro de agua no era saludable o la gente estaba acostumbrada a comer carne y mariscos crudos o medio cocinados.

Vale destacar que cuando un gusano o su huevo no se mata mediante una cocción adecuada, puede viajar a través de la sangre hasta el cerebro u otros órganos, como los pulmones.

"Debido a que el cerebro recibe casi un cuarto del suministro de sangre del cuerpo humano, la posibilidad de que un gusano llegue al cerebro y permanezca allí es relativamente más alta que para otros órganos", dijo Guo.

Una vez allí, el gusano puede reproducirse y dañar la función cerebral, causando síntomas como dolor de cabeza, náuseas, sangrado de los vasos sanguíneos y epilepsia, dijo.

Casos similares han sido reportados en periódicos de la parte continental en los últimos años.

Los médicos de un hospital de Guangdong sacaron el año pasado un gusano de 25 cm de una niña de 12 años, después de que se desmayó repentinamente y permaneció inconsciente durante media hora. 

Se sospechaba que vivió en su cuerpo durante al menos seis años.

En mayo, un hombre de 55 años del condado de Jishui de Jiangxi tuvo un gusano de 30 cm retirado de su cerebro después de sufrir entumecimiento en la cara y las extremidades durante seis meses.

En ambos casos, los pacientes tenían la costumbre de beber agua no tratada.

Te puede interesar