Lula da Silva renunció a ser candidato a la Presidencia de Brasil

A un mes de realizarse las elecciones generales en Brasil, Lula da Silva se retira de la candidatura a pesar de contar con el 39% de la intención de voto. 

A un mes de realizarse las elecciones generales en Brasil, Lula da Silva se retira de la candidatura a pesar de contar con el 39% de la intención de voto. 

El Partido de los Trabajadores comunicó que Lula da Silva, ex presidente de Brasil, desistió de participar en las elecciones generales y designó a Fernando Haddad como su sustituto en la campaña. 

A pesar de contar, en las últimas encuestas, con un 39% de la intención de voto, Lula da Silva ha decidido renunciar a su candidatura a la Presidencia, la cual lideraba desde la prisión, donde cumple una condena por corrupción en la segunda instancia.

Esta circunstancia no le impidió inscribirse como candidato a mediados de agosto del presente año, alegando que sus problemas legales se trataban de una persecución política. 

El Tribunal Electoral le prohibió continuar con su candidatura a través de una votación de urgencia el 31 de agosto y aunque el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, un órgano consultivo de la ONU, publicó dos informes en los que recomendaban que Lula pudiese ejercer sus derechos como candidato, el ente electoral descartó cualquier efecto vinculante con la justicia brasilera, pues estos documentos suelen ser vistos como recomendaciones para el Ministerio de Asuntos Exteriores.

El Partido de los Trabajadores aseguraba que Lula es su único candidato y anunciaba que toda sentencia sobre él sería recurrida hasta las últimas consecuencias; mientras tanto, dejaba que Haddad haga campaña por todo el nordeste del país, estrategia que ahora podría jugar a favor de la agrupación política. 

El nuevo candidato a la presidencia, Haddad, es un profesor universitario y se desempeñó en la política como alcalde de Sao Paulo y ministro de Educación durante los gobiernos de Lula da Silva y Dilma Rousseff. El reemplazo es uno de los pocos hombres del Partido de los Trabajadores que no se ha visto envuelto en temas de corrupción

No obstante, las encuestas no se han mostrado siempre a favor de Haddad. Los seguidores de Lula da Silva se resistían a entregar su voto a otro candidato. Es así como, a mediados de agosto, tan solo el 4% afirmó que cambiaría su elección a favor de Haddad. A principio de setiembre, la cifra aumentó a 6% y en una encuesta realizada el pasado lunes el número varió a 9%.

Te puede interesar