Alemania: Inteligencia niega persecución a inmigrantes en Chemnitz

Después de que la ultraderecha convocara una marcha de corte xenofófico, el servicio de Inteligencia de Alemania ponen en duda la persecución a inmigrantes.

Después de que la ultraderecha convocara una marcha de corte xenofófico, el servicio de Inteligencia de Alemania ponen en duda la persecución a inmigrantes.

Los servicios de Inteligencia de Alemania no están convencidos de que exista una persecución contra inmigrantes. El jefe de Inteligencia afirmó que las declaraciones que denunciaban una campaña xenofóbica en Chemnitz podrían obedecer a una campaña de desinformación. Afirmó que la agencia de Inteligencia no tenía una fuente oficial que sirviera de sustento. "Comparto el escepticismo sobre las informaciones en torno a personas de extrema derecha persiguiendo a gente en Chemnitz", declaró, según EuropaPress.

Hans-Georg Maassen, el jefe de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV) minimizó el video en el que se mostraba la manifestación convocada por la ultraderecha. Además, responsabilizó de esta supuesta campaña de desinformación a los responsables del asesinato de un ciudadano alemán en las fiestas populares de Chemnitz a manos de inmigrantes. "A raíz de mi cautelosa valoración, hay buenas razones para creer que se trata de desinformación intencionada, posiblemente para distraer la atención pública del asesinato en Chemnitz", afirmó.

Una de las personas que calificó de xenófobas a las manifestaciones en contra de inmigrantes fue la misma canciller de Alemania, Ángela Merkel. Ella había hecho un llamado a parar “el odio” y “la persecución de personas inocentes” con motivo de la movilización convocada por la ultraderecha.

Las protestas sobre inmigrantes que dividieron a Chemnitz

A fines de agosto, alrededor de 800 neonazis salieron a las calles convocados por grupos xenófobos radicales a través de las redes sociales a modo de protesta por el asesinato de un ciudadano alemán a manos de inmigrantes

La ultraderecha hizo una convocatoria en Chemnitz el 1 de septiembre contra los inmigrantes y alrededor de 70 organizaciones hicieron una contramarcha en desacuerdo con la xenofobia en la misma ciudad. Políticos se sumaron a través de las redes sociales, aduciendo que si las autoridades no tomaban cartas en el asunto, los ciudadanos debían salir a las calles. Los convocados por la ultraderecha fueron vestidos de luto y gritaron “¡Resistencia!” ante la ola migratoria.

El asesinato en Alemania que desató las movilizaciones fue el de Daniel H, un ciudadano alemán de origen cubano. Él estuvo involucrado en una pelea en las fiestas populares de Chemnitz y acabó siendo acuchillado por dos inmigrantes, un sirio y un iraquí.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO