Siria: El martirio de Guta Oriental

Se desmorona el único feudo rebelde en pie en las afueras de Damasco. Ningún llamado humanitario ha podido detener el bombardeo del régimen de Bachar al Asad.

11 Mar 2018 | 7:02 h

Jerusalén

Las defensas de Guta Oriental, el único feudo rebelde en pie en las afueras de Damasco, se desmoronan después de tres semanas de bombardeos del régimen. En una ofensiva a gran escala, las fuerzas gubernamentales y sus aliados rompieron este sábado en tres pedazos el reducto cercado al dejar aislada a Duma, su principal ciudad. La ofensiva se ha cobrado ya un millar de muertes, entre ellas las de 215 niños, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Ni los llamamientos de la comunidad a un alto el fuego ni las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU han surtido efecto para detener la carnicería que se cierne sobre Guta Oriental. Hasta 400.000 civiles permanecen atrapados en uno de los asedios más largos en la guerra de Siria, que se dispone a cumplir siete años dentro de cuatro días. Milicias islamistas insurrectas, encabezadas por el grupo Jaish al Islam y respaldadas por yihadistas de Hayat Tahrir al Sham vinculados a Al Qaeda, protagonizan una defensa numantina a una veintena de kilómetros al noreste de la capital siria.

PUEDES VER Donald Trump a lo Nixon con Mao

Fuerzas gubernamentales de élite sostenidas por milicianos chiíes han roto ahora la espina dorsal de su sistema defensivo con un avance relámpago bajo un diluvio de bombas. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos confirmó anoche la fractura del frente, siguiendo la misma estrategia de divide y vencerás que el presidente Bachar al Asad y sus aliados rusos ejecutaron en 2016 para reconquistar la parte oriental de Alepo, la mayor ciudad del norte del país árabe.

Las fuerzas del régimen tomaron ayer primero la carretera que enlaza Duma con Harasta y ocuparon después la localidad de Misraba, según los observadores sobre el terreno del Observatorio, ONG basada en Reino Unido. Guta Oriental ha quedado dividido en tres sectores aislados: Duma, Harasta y el resto de las localidades sitiadas al sur del reducto.

Un primer grupo de una docena de yihadistas de Hayat Tahrir al Sham abandonó en la noche del viernes en autobús el enclave junto con sus familiares a través de un corredor humanitario abierto en la periferia de Damasco.

A pesar de la entrada esta semana de dos convoyes con una ayuda humanitaria internacional, la población civil carece de lo más básico. "La gente está durmiendo en las calles y en los parques, porque los refugios antiaéreos están todos llenos". ❧

Te puede interesar