Venezuela: Niños faltan a clases por falta de comida

Más de 2 mil niños en Venezuela asisten de forma irregular a las instituciones porque también tienen problemas con el agua, transporte y electricidad. 

8 Mar 2018 | 17:58 h

La crisis en Venezuela agrava más la situación de sus ciudadanos. Actualmente 3 de 4 niños han dejado de asistir a clases por la falta de comida en sus hogares; así lo informó Anitza Freites, directora general del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). 

La historia de José Luis García es parecida a la de muchos padres venezolanos hoy en día. García tiene cuatro hijos y vive en un edificio realizado por el Gobierno el presidente Maduro: "Tienen dos semanas que no asisten a clases porque no tenemos comida". 

PUEDES VER Venezuela: Mujeres exigieron a Maduro un canal humanitario

Declaró que la comida fuerte en el día es una sopa que no le asegura a los niños "un porte calórico para pensar", reseñó El Universal de Venezuela

Más de 2 mil alumnos en Venezuela asisten de forma irregular a las instituciones porque también tienen problemas con el agua, transporte y electricidad. 

“Hay niños que vienen solo con un vaso de agua con azúcar como desayuno”, precisa el concejal del municipio Libertador (Caracas) Jesús Armas.

El Programa de Alimentación Escolar (PAE) no ha sido regular en las escuelas del Distrito Capital en Venezuela: "Arroz con salsa, arroz con frijoles y plátano, ñame, yuca y a veces pasta con carne son las opciones para los almuerzos".

“Desde enero hasta la fecha nunca habíamos tenido niveles tan altos de inasistencia, que en algunos planteles se ubica en 50 y 60 por ciento. En el interior del país hay salones con diez y hasta seis alumnos”, dice Luisa Pernalete, educadora y coordinadora del programa Educación para la Paz de Fe y Alegría. Explicó que en muchos planteles se ha dejado de practicar la educación física para no gastar energías.

Alega que el Gobierno de Venezuela debe tomar medidas drásticas con este tipo de ausentismo y cumplir con un menú completo y balanceado para toda las escuelas. Asimismo, evalúan día a día la inasistencia de los niños. "Si el alumno deja de venir dos meses luego cómo hacemos para que vuelva”, dijo Pernalete.

Te puede interesar